AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 19 julio 2018 11:37 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.110

$19.117

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Valor público: ¿Los Gay´s, son inhumanos?

 20 jun 2018

Por: David Pérez Calleja

El movimiento por la familia (MPF) y su vocero, el empresario Carlos García Villanueva, rehuyen “debatir” con el colectivo SerGay, encabezado por Julián Elizalde Peña, quien considera ilegal el concepto del matrimonio como la unión exclusiva entre un varón y una mujer y por ser una costumbre discriminatoria exige respeto y justicia a sus propias convicciones.

Sergay presentó ante el INE una queja para sancionar al dirigente del MPF quien públicamente amenazó con promover que los electores no voten en favor de candidatos y partidos políticos que se nieguen a comulgar con los principios de doctrina del MPF. Ser Gay considera que esa amenaza constituye un acto intolerante y de discriminación en materia electoral en contra de personas que no comulgan con las ideas del MPF.

La unión natural entre varón y mujer ha cumplido su misión trascendental al generar condiciones para preservación de la especie humana, sin embargo, no siempre alcanza su propósito del cuidado mutuo entre los cónyuges, y no ha conducido debidamente la herencia de bienes materiales de la pareja y, mucho menos, ha garantizado una conducta "buena" del varón y la mujer ante sus hijos. 

La exploración de las sensaciones corporales, del gusto o placer natural derivado de una experiencia sexual entre individuos del mismo sexo, también es consecuencia de la propia naturaleza humana, aunque diversas doctrinas religiosas catalogan esa conducta como “pecado”, es decir, una conducta contraria a la voluntad de Dios.

La unión legal de convivencia entre un varón y una mujer se conoce como matrimonio y es una Institución Civil producto de las Leyes de Reforma, luego entonces, este matrimonio civil no corresponde a la unión matrimonial que proviene de tradiciones y creencias religiosas. Las ceremonias matrimoniales que ofician las organizaciones religiosas son trascendentes, respetables y útiles para la sana convivencia humana, aún más, es justo catalogarlas de "buenas costumbres" entre los seres humanos.

Debido a la evolución milenaria de normas jurídicas y costumbres entre las sociedades humanas, la interpretación de la institución civil del matrimonio es hoy una competencia exclusiva de tribunales civiles en un Estado laico obligado a garantizar derechos humanos de mayorías y minorías sociales. Por siglos ha existido discriminación en los derechos de las minorías religiosas y esto ha generado injusticia y conflictos armados en el mundo. El Estado laico es independiente de toda confesión religiosa y tiene el deber de garantizar legalidad plena en obligaciones y derechos inherentes a las personas, y tutelar las convicciones de minorías frente a mayorías.

La unión civil entre individuos que por su propia naturaleza encuentran placer y gusto en practicar tocamientos corporales y genitales con otros del mismo sexo, ya sea hombre con hombre o mujer con mujer, es un derecho humano que, por creencias o convicciones religiosas, confronta a nuestra sociedad.

Hoy está a debate el concepto “religioso” de lo que es “bueno y malo" pues vivimos en una sociedad occidental heredera de una cultura intolerante que ama la discriminación de las minorías.

Email; davidperezcalleja@gmail.com,  Twitter davidperezcall1

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión