AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

viernes 14 diciembre 2018 7:05 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.182

$20.190

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

El progreso se demuestra andando

 21 sep 2018

Por: Otto Granados

En muchos países cuando hay una coyuntura político electoral, suele producirse una tendencia muy peculiar por parte de la sociedad y en general, a que los azares políticos reemplacen todas aquellas tareas que un país debe de hacer para considerarse un país razonablemente exitoso.

Y para no llevarse sorpresas es urgente insistir en que la discusión de lo que significa hacer, de que se trata que un país, o un gobierno, o un sector empresarial sean exitosos. La mayoría de las experiencias en México y en el mundo indican que para ser una gestión de excelencia se requiere al menos cinco ingredientes: una visión conceptual, un programa claro y sofisticado, una dirección efectiva, un equipo competente y moderno, y una capacidad de ejecución concreta. Y solo en la práctica de estas cinco cualidades puede ser posible que haya países mejores, crecientes y desarrollados.

Partamos de lo que hay por ejemplo en el caso de México. Hoy hay casi 4 millones de nuevos empleos, 200 mil millones de dólares de inversión extranjera directa, 13 reformas estructurales, más de 400 mil millones de dólares de exportaciones anuales, finanzas públicas sanas, estabilidad macroeconómica; en suma, un panorama envidiable en el contexto internacional. Por ende, la pregunta es ¿qué hacer en los próximos años y en las próximas décadas?

Por principio de cuentas, no caer en la tentación de que cuando no se tiene un proyecto de futuro hay que volver a la nostalgia del pasado. Hace unos años, en un foro organizado por el gobierno del estado de México, le escuché decir al expresidente colombiano, César Gaviria, que nunca hay que asumir que todo tiempo pasado fue mejor, nunca hay que buscar soluciones en el pasado, las soluciones, decía, en el pasado no existen y son apenas una ilusión.

Por tanto, sin bien en elecciones es normal que se digan muchas cosas, la realidad es muy distinta y más dura, pues cuando se pasa a ser gobierno, lo esencial es entregar resultados y esa es la base con la que se tiene que rendir cuentas.

A partir de la evidencias hay algunos criterios esenciales para evaluar la capacidad y la calidad de lo que pueda venir en Mexico. No son todos pero sí los más relevantes, y menciono básicamente cuatro:

El primero de ellos es el crecimiento, México debe ofrecer y alcanzar metas concretas acerca de cuál es la taza de crecimiento medio anual que se piensa lograr, la cual oscila en mi opinión en torno a un 4% promedio anual, cualquier crecimiento menor será un crecimiento igual al de las últimas décadas, y como  para crecer hay que invertir, es urgente elevar el nivel de inversión en relación con el Producto Interno Bruto (PIB).

El segundo tema medular es el empleo, aquí hay que hilar fino, una cosa es el empleo simple donde da lo mismo su nivel salarial, o si es eventual o permanente; y otra muy distinta es el empleo, como yo lo llamo, con adjetivos. El empleo que se necesita hoy en México debe reunir cuatro condiciones: que sea permanente, bien pagado, calificado y productivo. Ese es el tipo de empleo que urge porque es el que mejora el nivel de vida y el bienestar de una población, por lo tanto hay que generar una medición que registre con toda precisión la evolución de esta clase de empleo.

El tercer componente es la equidad y el ingreso per cápita. Hoy México se encuentra entre los estados desarrollo humano medio según el programa de las naciones unidas para el desarrollo, pues bien, si hay una gestión efectiva, lo exigible es que pasemos al grupo de desarrollo humano alto, para que hablemos de bienestar real y consistente.

Y la última variable es la competitividad, como bien se ha informado en los índices más rigurosos, México tiene todavía un enorme área de oportunidad, y en todo caso debiéramos ocupar al menos un lugar entre los primeros dos o tres países de América Latina, o bien uno de los primeros 40 países a nivel global.

En conclusión, si el progreso se demuestra andando, lo que los mexicanos deben exigir son resultados que sean concretos, tangibles y medibles. Nada más, y nada menos, por supuesto.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión