AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

viernes 16 noviembre 2018 12:02 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.426

$20.435

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Consulta amañada

 24 oct 2018

Por: Jorge Manuel Aguirre

Perfil del Autor


Jorge Manuel Aguirre



Semblanza
...



Blogs Anteriores

En unos días más se estará llevando a cabo la consulta que, sobre el futuro lugar de construcción del aeropuerto de la Ciudad de México, deberán resolver los mexicanos. Las opciones son continuar los trabajos que se vienen realizando desde hace años en Texcoco, o rehabilitar el aeropuerto Benito Juárez en la Ciudad de México, acondicionar el de Toluca y ampliar la base aérea militar de Santa Lucía, sin que de estos últimos tres proyectos conozcamos ningún programa ejecutivo de obra.

Mucho se puede decir de la consulta: que es ilegal, cuando en realidad estamos frente a un fenómeno de falta de cumplimiento del artículo 35 de la Constitución. Recordemos que ese artículo contempla la posibilidad de la consulta popular como mecanismo de gobierno. En consecuencia no es la forma prevista por el ordenamiento constitucional, podría ser legal, aunque sin duda es inconstitucional.

Que es partidista, y efectivamente se realiza con recursos personal y estructura de Morena y, que sepamos lo mexicanos, sí hay participación de autoridades o de personas pertenecientes a otras ideas políticas.

Que es sesgada, y también presenta ese rasgo, ya que el prsidente electo y el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes ya han expresado su opinión e intención de cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México que se está realizando en Texcoco.

Que es una especie de oportunismo político, también sabemos que la consulta es para lo que se quiere, cuando se quiere, como se quiere y tendrá los resultados que se quieren. Basta recordar el caso de la elección de la ahora futura jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Sheinbaum, y la no consulta en el caso del Tren Maya.

Por otra parte, podríamos afirmar que la consulta popular propuesta es una consulta a modo, sin transparencia ni reglas claras.

Que es un mecanismo efectivo de democracia participativa, efectivamente, la consulta popular es un mecanismo efectivo de democracia participativa, pero para ello se requiere de una sociedad responsable e informada, no pasional y manipulada como parece estar en estos momentos la sociedad mexicana.

Los efectos de esa manera de construir políticas públicas y transformarlas en acciones de gobierno, puede ser y serán nefastos; falta de certeza jurídica, desánimo en la inversión y carencia de institucionalidad.

Queda claro que una cosa es revisar y sancionar actos de corrupción en la administración pública, y otra deshacer todo lo andado, en este caso, el daño material y económico es enorme, además de incitar a una especie de asambleísmo popular que definirá, cuando al Gobierno le convenga, el futuro de los proyectos.

No tengo duda que la falta de transparencia, los conflictos de interés y la corrupción de Peña Nieto, amerita una revisión amplia de lo hecho, pero de ahí a ignorar los beneficios de lo efectuado en todo, resulta exagerado. La democracia participativa es un mecanismo deseable en sociedades responsables e informadas, me parece que no es nuestra situación.

Ojalá los mexicanos, y particularmente nuestro estado, sepamos tomar y asumir las mejores decisiones para México, entre ellas, si participamos o no en esa consulta amañada.

 

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión