AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

miércoles 20 marzo 2019 4:19 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$18.925

$18.930

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Visión de la ciudad futura. Un reto generacional. 

 24 oct 2018

Por: Andrés Reyes Rodríguez

El pasado 22 de octubre la ciudad de Aguascalientes festejó el 443 aniversario de su fundación. Sobresalieron en el festejo dos noticias. Un acto protocolario en el teatro Morelos para dar fe de la efeméride en turno, y el concierto de Alejandro Fernández.  Me pregunto si esta es la forma correcta de ejercitar la memoria de una ciudad como la nuestra.

La historia siempre nos permite hacer comparaciones y enaltecer los contrastes. Hace varias décadas, en abril de 1948, El Sol del Centro publicó una nota en la que el arquitecto Carlos Contreras presentó ante el presidente municipal de Aguascalientes y varios hombres de negocios, una explicación sobre el futuro de la ciudad basado en un Plan Rector.

El profesionista invitado disertó sobre el tema definió posiciones, líneas, alturas e inclusive los colores que debería tener la ciudad. Lo hizo apoyado en una exposición gráfica, montada en tres salones llenos de planos, fotos, documentos antiguos de 400 años atrás. Eran imágenes que consignaban planos de huertas y arboledas y en los que se incluían todas las casas de la ciudad, inclusive las más humildes.

Tan preciso era el proyecto que incluía estudios de tierras, pavimentos, transporte, camiones, trenes, aviones, localización de industrias, centros médicos, farmacias, mercados y escuelas. También cantinas y pulquerías. Contreras no era iluso. No pensaba en algo fantástico sino "en una ciudad de un pleno y magnifico vivir". Una ciudad conformada de acuerdo con las tradiciones construidas por años, diseñada de acuerdo a sus necesidades biológicas, sociales, materiales y espirituales.

Al recapitular esta experiencia pienso que en el año 2018 fueron más importantes el espectáculo y el protocolo; en el pasado descrito lo que importó era pensar la ciudad y conformar un plan para ordenarla de acuerdo al patrón cultural que teníamos en ese entonces y a los pronósticos de crecimiento que se prefiguraban.

Al ver esto me temo que estamos en deuda. Me parece que hoy deberíamos pensar la ciudad con mayor intensidad, determinar cuáles son sus principales problemas y empezar a definir formas de mejorarla y decidir cuáles son los retos del gobierno y cuáles los de la ciudadanía. Es mejor, creo yo, dedicarle tiempo y talento a saber cómo enfrentamos problemas de movilidad, de seguridad pública, de protección ambiental, de uso racional de agua y, claro está, de una mejor gobernabilidad. Una efeméride y un concierto suelen durar minutos, algunas horas. La discusión y el análisis para planear el futuro de la ciudad, le darían salida a una generación. De ese tamaño es la diferencia.  
 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión