AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

viernes 16 noviembre 2018 12:03 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.426

$20.435

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Consulta NAIM: Democracia o demagogia

 29 oct 2018

Por: Eduardo Martín Jáuregui

Perfil del Autor


Eduardo Martín Jáuregui



Semblanza
Abogado, maestro universitario, taurino en retiro, lector compulsivo y escribidor catártico. Egresad ...



Blogs Anteriores

Anoche, ya noche, conocimos la noticia de dos ejercicios “democráticos” que merece la pena contrastar. Se dio a conocer el resultado de la consulta convocada por el gobierno de transición para definir la “voluntad popular” para la ubicación del futuro aeropuero de la ciudad de México. Los responsables informaron que contabilizadas poco más del 98% de las casillas se tienen los siguientes resultados: 1’067,000 votos de los cuales el 69.95% optaron por la opción de Santa Lucía y el 29% por continuar la construcción en Texcoco. El número de votos frente a la población total representa alrededor del .9. Ni siquiera el uno por ciento de la población decidió uno de los proyectos más caros, ambiciosos y necesarios del país.

 

Anoche mismo conocimos los resultados preliminares de la elección presidencial en segunda vuelta en el Brasil. Un golpe a la democracia y a las libertades con el triunfo de Jair Bolsonaro, autoproclamado como ultraderechista, facista, que obtuvo el 55.5% de la votación que representó el 66% de la población de Brasil, alrededor de 140 millones de los más o menos 209 millones de brasileños.

 

La Democracia, decía Winston Churchill es “el menos malo de los sistemas políticos”. En su cuna, Atenas, en el siglo de Pericles, de los trescientos mil habitantes sólo votaban alrededor de 60,000 ciudadanos, ni las mujeres, ni los menores de 25 años ni los esclavos podían votar. Sólo el 10% resolvía el destino de la totalidad.

 

El presidente electo López Obrador, su partido y sus aliados controlan la mayoría en ambas cámaras, lo que les permitiría legislar cuestiones que golpean cotidianamente a los mexicanos. ¿Por qué no consultar lo que debe ser objeto de consulta? ¿Por qué no consultar si queremos que prosigan los gasolinazos?, y otras cuestiones por el estilo. El Congreso tiene facultades para restringir legalmente las contribuciones y muchas de las tarifas. ¿Entonces?

 

La democracia en los tiempos actuales debe transitar necesariamente hacia una democracia no sólo participativa, sino deliberativa. Decidir no sólo sobre “las decisiones”, sino sobre las “regulaciones”.

 

En fin, parece que el viejo Aristóteles sigue vigente. Él afirmaba que había formas puras y formas impuras de gobierno. De acuerdo con las características de cada pueblo podría ser conveniente una u otra, pero habría que vigilarlas y controlarlas porque podrían degenerar:

 

La monarquía podría derivar en dictadura,

 

La aristocracia podría devenir en oligocracia, y

 

La democracia podría desembocar en demagogia.

 

Los problemas fundamentales de nuestro país seguirán siendo la falta de controles, la simulación, la corrupción y la impunidad.

 

Abel Quesada solía decir: “el chiste de la democracia en México, es que parezca, pero que no lo sea”.

 

Tan tan, hasta una próxima.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión