AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

martes 22 enero 2019 7:09 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.179

$19.187

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Gasolina, oposición y lealtad

 10 ene 2019

Por: Alan Capetillo

Hay que reconocerlo: Andrés Manuel López Obrador ha tomado una decisión en la que, incluso quienes no votamos por él, tenemos la obligación moral de apoyarlo en principio.

Podemos o no estar de acuerdo con él en muchas cosas: en su visión estadista de la política energética, en la nueva refinería que quiere construir en 2 bocas tabasco, en la coherencia y consistencia de sus propuestas de campaña sobre los impuestos a los combustibles y en muchas otras cosas más. Ahora bien, lo que esta fuera de todo debate, al menos mientras Pemex sea una propiedad del Estado mexicano, es que el robo del combustible y la industria criminal –y cultural- a él asociada que conocemos como el huachicol debe ser combatida y erradicada por representar uno de los más perversos y costosos quebrantos al patrimonio de los mexicanos.

Aunque veloces, temerarias, irresponsables y oportunistas han sido la crítica y la histeria colectiva, la realidad es que la mesura invita a reconocer algunas premisas fundamentales:

Es naturalmente absurdo e infantil suponer que todo problema público -de esta naturaleza particularmente- puede resolverse sin absolutamente ningún daño colateral o transitorio. Por un tiempo breve y sobre los márgenes de la razonabilidad una sociedad debe ser capaz de tolerar ciertas incomodidades cuando están razonablemente justificadas por las circunstancias.

Y, por otra parte, en los tiempos de las redes sociales, resulta demasiado fácil la auto inducción a la histeria de los conjuntos sociales, derivándose de ello la importancia de que como sociedad empecemos poco a poco a desarrollar un recelo crítico hacia la información que particularmente en el mundo digital nos avasalla todos los días. Incluso sin dejar de reconocer la responsabilidad que todo gobierno tiene en decisiones como esta, la realidad es que como ciudadanos también debemos asumir nuestra responsabilidad de ser razonables y prudentes.

Aunque me reconozco ignorante de las cuestiones técnicas, pienso que en principio es nuestra obligación llamar a la mesura. Paris bien vale una misa y esta es una lucha que vale la pena dar. Más allá del irresponsable conjunto de expertos en logística energética que ha proliferado en las últimas horas, lo cierto es que antes de recibir juicios sumarios –e incluso frente a quienes somos sus opositores- López Obrador y su gobierno tienen derecho a una curva de aprendizaje y a márgenes razonables de tolerancia en la espera de resultados, márgenes que -para serle leales a él y leales a México- debemos de respetar. El tiempo vendrá para analizar la verdadera dimensión de los saldos de esta decisión. 

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión