AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 20 junio 2019 2:35 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.171

$19.177

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Guardián del orden.

 13 mar 2019

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Cuentan de un policía conocido por el sobrenombre de “el cuchillo” que se encontraba de turno en el Jardín de Cholula, allá en el barrio de Guadalupe, y que una tarde le corrieron a avisar que unas personas se estaban peleando en los corrales de ganado, enfrente del Panteón de la Cruz, el mismo cuya fachada es un arco diseñado y fabricado por Don Refugio Reyes. “El cuchillo” ni tardo ni perezoso contestó: “Yo soy guardián del orden, no del desorden, así que aquí me quedo”.

Nada tiene que ver, pero la anécdota me vino a la mente cuando escuché en esta misma emisora, que el Gobernador del Estado había declinado acompañar al Presidente de la República en el acto oficial de arranque de los programas sociales, programas clientelares se entiende, que hasta donde se puede ver el gobierno de la república va siguiendo los pasos del de Luis Echeverría, según recordamos los que tenemos edad de recordar.

Tampoco tiene que ver, pero en la semana platicando con mi hermano Raúl, el químico, me decía de un amigo que había ido a pedir consejo a otro, pero poniendo por delante su cara de arrepentimiento, su dolor de los pecados y su acto de contrición. Andas mal, le contestó el otro, ya fuiste con el Señor de la Misericordia, con el que tienes que ponerte a mano es con el Señor de los Rayos.

Es bien sabido que en política los espacios que se crean no permanecen vacíos, si quien los tiene que ocupar no los ocupa, no falta quien llegue a detentar ese lugar. Un político de muchas horas de vuelo solía decir: Si te toca, ¡ve!, si no te toca ¡ni te pares!

El argumento del gobernador de Aguascalientes, que es la existencia de grupos de reventadores que pretendían deslucir el acto presidencial, con el antecedente de otros actos en los que los gobernadores han resultado muy mal parados, no justifica la ausencia. El gobernador es el gobernador y tiene su lugar, un lugar que no le ha sido fácil obtener y conservar, y parte de lo que implica estar al frente de una comunidad es soportar las críticas y aceptarlas, soportar los abucheos y no aceptarlos. Los actos públicos ponen a prueba el temple de los gobernantes. El presidente está gozando su luna de miel, pero como dice el refrán: “goza tu abril y mayo que tu agosto llegará”.

Yo no soy nadie para dar consejos, pero éste me lo dieron y lo endoso sin ningún cargo: “Déjelos ladrar, ¿qué si un perro le ladra, usted se pone a ladrarle?

Es todo por hoy, hasta una próxima, si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión