AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

lunes 19 abril 2021 2:42 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.808

$19.817

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Revolución femenina

 3 mar 2021

Por: Martín Barberena

Si recuerdo bien, a estas alturas del año pasado los colectivos de mujeres estaban manifestándose en todo el país exigiendo libertades, en especial el más sagrado: el de su cuerpo. O para que se me entienda más claramente, sus vientres. Las marchas y protestas se replicaban hasta en un estadito como el nuestro, en el cual el culto a la religión y la opresión católica es lo suficientemente persuasiva para que vivan con miedo. 

Esta larga y compleja discusión a la que nos ha enfrentado por tantas décadas en México, parecía tomar forma y seriedad pese a la violencia manifestada por las mujeres ultras, sin embargo, liberar a las mujeres de un embarazo no deseado era y es el quid del asunto. Mujeres, muchas, en diferentes partes de América Latina, se plantaron ante sus gobiernos logrando reformar ley que le otorga la posibilidad legal de abortos, con reservas, pero al menos ya dejan de sentirse criminales por hacer algo que si bien no les gusta, a la larga es peor. 

Toda esa organización que se había tejido a lo largo y ancho del país se disipó por el COVID-19 y en tanto pasó el tiempo y la réplica de la ultraderecha no se hizo esperar. Hoy se tiene en nuestro congresito una iniciativita de ley para otorgar actas de embriones, lo cual, si me permiten es una total y absoluta locura. Ni en los regímenes más radicales se atreven a hacer una propuesta de estatizar las panzas de mujeres en cinta. Entiendo que son mujeres y jóvenes las diputadas que encabezan este despropósito, lo cual resulta aún más alarmante, daría la impresión que actúan en función de una revelación divina, como en una especie de cruzada en contra de la lujuria y los excesos. Lo recriminarte no es solo que atente en contra de su propio género, sino que a los hombres no los tocan ni con el pétalo de una coma. Los hombres salimos bien librados, y me pregunto, qué haríamos nosotros si nuestros órganos reproductivos, el pene, fuera motivo de regulación estatal. Una ocurrencia de este tipo, no se atreven, ¿verdad?

Volvamos al tema. Resulta obvio que nadie está a favor del aborto, de lo que sí estoy y estaré a favor, es de que las mujeres tengan el derecho a decidir con su cuerpo, su presente y su futuro. Esta mentecata ley las reprime y ofusca por y para siempre, son ecos de la edad media. Insisto, lo abrumador es que sean mujeres violentando derechos de mujeres. 

Y ya que estamos en el tema de violencia de género, en donde ya surgen varias voces reclamando dicho precepto, en particular en el caso de la potencial candidata del PRI, Blanca Rivera Río, por parte del exmandatario Otto Granados. Al ver la nota en Twitter, no me pareció nada singular, Otto siempre se ha distinguido por este tipo de opiniones desde que salió del gobierno, es su opinión y punto. Lo cierto es que, por tratarse de un exmandatario del PRI, bien podría omitir su comentario. Y es que en rigor y conforme a lo que establece el INE, si se podría configurar violencia de género, pero al final del día, les hizo un gran favor a las mujeres pues la unió, y siendo la única mujer perfilada en la contienda, vaya a usted a saber qué tanto pinta el género en las preferencias electorales. 

Lo que sí me queda claro es que, a esta administración federal, la de AMLO, han sido y son las mujeres las que han demostrado tener muchas más agallas que los hombres, en otros términos, la verdadera sacudida de la cuarta T, será la revolución femenina en México. Por eso yo apuesto, y por eso yo apoyo.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-