AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

sábado 16 octubre 2021 4:05 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.532

$20.539

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Luego de la vacuna

 18 jul 2021

Por: Alan Santacruz

Perfil del Autor


Alan Santacruz



Semblanza
Analista político y de medios de comunicación. Escritor en dramaturgia, narrativa corta, artículo d ...



Blogs Anteriores

Aunque en el mito de la política mexicana se ha impulsado la creencia de que hay diferencias antagónicas irreconciliables entre López Obrador, y Carlos Salinas, en las que el primero representa la honestidad y el segundo a la corrupción, es una caricatura así sin matices, inventada para la propaganda ideológica.

Ese antagonismo es un mito, una ficción de la política. En los hechos, grandes y reconocidos operadores salinistas operan ahora con López Obrador. Delinean la ejecución del actuar de gobierno, y llevan la marca de la escuela en la que aprendieron. Hay muchos personajes ejemplares de esto, quizá el más visible sea Marcelo Ebrard.

El ahora canciller se ha destapado para la contienda presidencial de 2024, con el visto bueno de AMLO y de Salinas. Esto supone un proyecto de continuidad para ambos. A Ebrard se le puede recordar por haber firmado el Tratado de Libre Comercio con Salinas, en 1992 cuando Marcelo era Sub Secretario de Relaciones Exteriores.

Se le puede recordar también por su paso por la seguridad pública de la ciudad de México y el caso del linchamiento a policías en Tláhuac durante 2004. O por su auto exilio europeo, luego de que en 2015 salieran a la luz algunos escándalos de corrupción en su gestión como Jefe de Gobierno de la ciudad de México.

Más recientemente, a Marcelo Ebrard se le involucra en el desplome de la Línea 12 del metro capitalino, obra construida en su gestión y cuya catástrofe no sólo cobró vidas, sino que también golpeó política y electoralmente en contra al partido en el poder, en la pasada elección federal.

Ante el destape tempranero, Marcelo Ebrard se posiciona como uno de los probables sucesores de AMLO en la presidencia. Más aún, se posiciona como uno de los probables sucesores de Salinas en la presidencia. Si esta candidatura cuenta con el visto bueno de uno y de otro, es que en verdad el mito de la honestidad y la corrupción sin matices ha sido sólo eso, un mito de propaganda política.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión