AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

sábado 16 octubre 2021 3:38 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.532

$20.539

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

El regreso del tapado

 20 jul 2021

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

El tapadismo fue durante muchos sexenios una especie de deporte nacional. Perfeccionado el sistema político que Mario Vargas Llosa describió como la dictadura perfecta, el presidente de la república tenía entre sus facultades metaconstitucionales la de poder designar a su sucesor, la que ejercía a plenitud y de manera absoluta y los políticos y en general los interesados en la política se hacían cruces para adivinar quien sería el elegido de manera de ir preparando el terreno. Un viejo político nayarita me platicó su sistema para no equivocarse, mandaba a hacer escuditos de oro para solapa con figura de un gallito y se ingeniaba para a los posibles sucesores saludarles y dejarles en la mano el pequeño objeto, que, naturalmente al sentirlo se extrañaban y preguntaban el por qué del obsequio. “Usted es mi gallo” les decía y nunca lo olvidaban.

No todos eran tan ingeniosos y tan audaces, a más de que el presidente sólía velar sus decisiones envíando señales equívocas hasta el momento de anunciar a su sucesor como producto de la decisión popular. El popular y agudo caricaturista Abel Quezada fue el primero en llamar al candidato desconocido “el tapado” y dibujarlo con una especie de costal en la cabeza con solo agujeros para los ojos. El tapado desde luego era sujeto de todo tipo de cualidades y virtudes que, sin embargo, no eran obvias sino hasta el “destape”.

El presidente López Obrador me recuerda al mago Merlín, aquel extraordinario personaje de la corte del Rey Arturo en Camelot. Merlín vivía para atrás, mientras el resto de las personas avanzaban hacia el futuro, para Merlín el futuro era el pasado. Lo mismo hace el presidente tratando de revivir formas e instituciones del PRI en el que se formó y que, a juzgar por todos los signos, añora y desea restablecer. Restaurar la presidencia imperal parece ser su meta y su modelo Luis Echeverría Álvarez: político activísimo, mesiánico, locuaz y tarado. 

Una de las más recientes ocurrencias del presidente fue retomar el juego del “tapado” cuando falta más de la mitad de su mandato, se puso a hablar de la sucesión presidencial y aventuró ocho nombres de posibles sucesores. Cualquier persona sensata pensaría que el asunto es totalmente anticipado y no puede ser mas que un distractor de la debacle política actual, pero no olvidemos que AMLO no es sensato. 

Es todo por hoy, hasta una próxima, si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión