AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 28 octubre 2021 12:13 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.167

$20.173

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Crisis de Derechos Humanos en México

 19 ago 2021

Por: Jorge Manuel Aguirre

Hace poco más de 10 años que se materializó en México la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos, esto significó un avance enorme en la perspectiva de los ciudadanos mexicanos sobre el respeto de Derechos Humanos.

 

Pasamos de un sistema en el que el Estado nos otorgaba los garantías individuales a un nuevo sistema en el que se reconoce la dignidad del individuo como eje central y eje principal en materia de derechos, se le reconocen entonces sus derechos.

 

 Lo que lo que es innegable es que esta reforma, que se produjo en junio de 2011, no ha podido garantizar su plena aplicación en el país. Sufrimos después de la aprobación un Gobierno frívolo y corrupto encabezado por Enrique Peña Nieto y pese a la reforma y a sus grandes beneficios, sin duda, seguimos impactados, primero por la crisis sanitaria y la consecuente crisis económica que derivó de la misma, pero también hemos visto que persiste la incapacidad de controlar la violencia provocada por el crimen organizado y este medio pacto, medio consentimiento, medio aprobación tácita del Ejecutivo federal de que la presencia del crimen organizado se combate acusándolos con su mama, a través de abrazos y no balazos, liberando al hijo de uno de los principales narcotraficantes del país, saludando de mano a la mamá, dándoles pavimento en el pueblo de donde son originarios, etcétera.

 

En sí pareciera que hay una incapacidad del Estado de controlar esta violencia y se sustituye entonces por acercar a la delincuencia organizada al sistema propio del Gobierno. También es cierto que continuamos con escándalos de corrupción, ya hemos visto que ha salpicado a la misma familia del Presidente de la República y a esta administración, pues cerca o arriba del 70% de los contratos públicos se asignan sin ninguna transparencia por adjudicación directa y sin ninguna evaluación, realmente de sus efectos. El claro ejemplo de eso es la adquisición de las vacunas que están protegidas como si fueran temas de seguridad nacional y no se permite investigar cuál es el origen y los recursos y las entregas. Y ahora se empieza a hablar de un cierto volumen de vacunas perdidas en el país que llega casi a 18 millones de vacunas, que nadie sabe por dónde están, ni la Secretaría de Relaciones Exteriores ni la Secretaría de Salud saben dar cuenta de la misma.

 

Recientemente también vimos como Coneval registra un claro rezago en la movilidad social al señalar el crecimiento de la pobreza y sobre todo del número de mexicanos que se encuentran por abajo de la línea de pobreza, es decir que no tienen los recursos suficientes para la adquisición de su canasta básica y junto a este escenario que presentó Coneval, pues por supuesto está la falta de acceso a prestaciones básicas de muchos millones de mexicanos, concretamente referido al caso de la salud, donde creció en 17 millones, pues por una decisión política errónea que fue la creación del Insabi. Todo este listado, nos hace pensar en qué pasará con un tema central en los próximos días y meses para el país, que es el de la referencia de la protección de los derechos humanos con respecto a los niños y porque hay que hablar de esto. Porque se han planteado 3 temas importantísimos en relación a la niñez mexicana, que en mi opinión no han sido enfocados desde la perspectiva de los derechos humanos de los niños y principalmente del interés superior de la niñez como principio básico que rige la acción de todas las entidades públicas y privadas en materia de políticas públicas con respecto a los niños, los 3 temas son el regreso a clases, la vacuna a menores de edad y por supuesto la cobertura en medicamentos no solamente oncológico, sino todo tipo de medicamentos a la niñez.

Hace falta que los órganos públicos se planteen desde la perspectiva de los derechos humanos cómo van a proteger el interior superior del interés superior de la niñez en materia de las políticas públicas que emitan en estos 3 temas principales y agudos que deberán resolverse en las próximas semanas. El regreso a clases debe ser visto desde el punto de vista del interés del niño, no del interés del Presidente de la República, que pueda decirnos que aunque llueva, truene o relampaguee, tienen que regresar a clases, no, ese no es el enfoque adecuado, el enfoque es cómo protegemos los derechos de la niñez, cómo vamos a destinar los medios mediante actos transparentes, públicos, conocidos por todos y evaluados por todo, que nos permitan adquirir las vacunas necesarias para vacunar a esos menores de edad y finalmente, el otro tema. que ha venido causando mucha polémica en México, que es este tema de contar con los medicamentos oncológicos y demás medicamentos especializados que requiere la niñez en México.

 

Mientras el enfoque siga siendo el capricho de un presidente que solamente produce polarización social, que es tan claro en el pasado, con un récord que no nos podemos explicar y sino una visión de futuro, por supuesto que el interés superior de la niñez queda rezagado. El interés superior de la niñez obligaría al Estado mexicano a pensar en sus acciones de futuro en beneficio de los niños y las emitir las políticas públicas correspondientes a la satisfacción de ese interés superior en todas las materias, el regreso a clases, los medicamentos oncológicos y las vacunas a menores de edad y no reducirlo a capricho, sus circunstancias administrativas del momento, que solamente lo que hacen es desviar nuestra atención. Ojalá nosotros, los mexicanos. Sepamos que en estas materias debemos estar muy interesados en exigir de los órganos públicos una explicación clara, una explicación entendible de lo que es la protección del interés superior de la niñez cuando se tomen las decisiones correspondientes y no solamente estar observando excusas administrativas o caprichos presidenciales para respetar estos derechos.