AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

miércoles 27 octubre 2021 11:14 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.167

$20.173

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

No tema en mandar a sus hijos a la escuela

 25 ago 2021

Por: Martín Barberena

Hemos vuelto a clases y en mi calidad de docente debo admitir que estoy contento de ver y conocer a mis alumnos y alumnas, y, aunque parezca mentira, a ellos también. 

En este mismo espacio, he sostenido desde el año pasado, y sostengo ahora la necesidad de volver a las escuelas, en el entendido que son lugares mucho más seguros que las calles o cualquier otro. 

Si agregamos las observaciones hechas por la UNESCO en torno a la peligrosidad de considerar a la generación de infantes inhábiles e incapaces de realizar operaciones aritméticas elementales o una simple lectura de comprensión, estamos en riesgo de tener una generación perdida. No sólo la formación de las y los niños se hace crucial a estas alturas de la pandemia, si no merece ver todo aquello que se encuentra en torno al regreso a clases, quizás sea uno de los elementos más notables para la reactivación de la economía en cualquier lugar del mundo, desde luego, mucho más que mantener bares y cantinas, las cuales cerraron poco y vendieron mucho. 

Así pues, soy de aquellos que se inclinan por un regreso a clases seguro en la misma medida que seamos corresponsables de nuestras hijas e hijos. No creo poder convencer a quienes han decidido no mandar a sus criaturas, están en su derecho y es su facultad, pero para quienes lo dudan bastarán unos días para ver la diferencia en cuanto a la actitud de sus hijos al volver a enfrentar la normalidad de acudir al salón de clases, aprender, jugar, convivir y socializar. La formación, si bien se da en casa, el componente más importante de la escuela consiste justo en la capacidad de entenderse en la diversidad, el valor de la tolerancia y del respeto que en muchos se adquieren en los patios de la escuela pública, que ocupan más del 80% de la educación local. Si nos percatamos del drama que padecen los colegios privados, me refiero a todo su personal, realmente la situación es clamorosa.

A mi leal saber y entender, daría la impresión que a raíz de que el presidente, en su monótona y aburrida mañanera, ha defendido tanto la idea de volver a clases que sus aguerridos opositores hacen todo lo contrario sin reparar el daño que les causan a sus integrantes. En lo particular, me importa poco si el presidente exige el retorno a clases, llueve, truene o relampaguee, o que el gobernador haga énfasis en la urgencia del regreso, este es un apartado del tipo personal voluntario que nos involucra a todos como sociedad. 

Hay países que han vuelto a clases y pese a los daños menores que puedan darse, es infinitamente más benéfico el bien superior de la gran mayoría máxime, tratándose del tema educativo. Recordemos que Aguascalientes goza y no es gratuito de un sindicato de maestros respetable y responsable. Somos la gran mayoría que instamos a las autoridades a regresar a nuestros cursos de forma segura. Se hará de forma híbrida unos días a distancia, pero el simple hecho de que se vuelvan a ocupar las aulas le da a todo el personal educativo y académico una razón para salir con muchas más ganas y un renovado vigor por recuperar el tiempo perdido. 

Resulta innegable que este periodo nos ha servido a todos como sacudida de lo mucho malo que hemos hecho y estamos haciendo como pasajeros de la tierra. Nos tocó a nosotros generacionalmente, enfrentar este gran desafío como especie humana y la única manera de contener el cambio climático es conociéndolo y actuar en consecuencia; para ello, el método insustituible es la educación. No le den la espalda a sus hijos por temor, el miedo es un mal consejero y se aprende sólo a ser víctimas de los desastres como mero testimonio, y eso ya no debe pasar. Requerimos de ciudadanos conscientes y capaces, no sólo de lo que ocurre localmente sino de aquello que afecta a todo el planeta. Ahora más que nunca, la teoría del caos, el efecto mariposa se hacen patentes. Volvamos a las escuelas seguros de que lo mejor está por venir.