AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 28 octubre 2021 12:57 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.167

$20.173

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. Dos meses y medio en espera

 3 sep 2021

Por: Enrique Gómez Orozco

Quien tiene ya aplicadas dos vacunas está protegido al 95% de sufrir infección y al 99% o más de morir por COVID. En los datos de ayer de hospitalización en Guanajuato había 417 enfermos. Sólo 19 tenían las dos aplicaciones. Un 5% nada más.

Con una dosis los hospitalizados eran 54 o un 13% del total. Todos los demás (344) no tenían ni una vacuna. Cuando Pfizer, Moderna y AstraZeneca dieron sus números de protección a principio de año, al inicio de la inoculación masiva, sus rangos de seguridad fueron los mismos que reporta nuestro sistema de salud al día de ayer.

Quienes recibieron las dos dosis de vacuna tienen una probabilidad entre veinte de infectarse; quienes tienen una dosis, una probabilidad entre ocho. La Secretaría de Salud de Guanajuato reporta el fallecimiento de 4 personas con doble vacunación, es decir el 1% de los hospitalizados que equivale a un porcentaje inferior de todos los infectados que no necesitaron sanatorio. Estos números son a priori pero muestran una realidad que debe hacernos reflexionar: quienes no están vacunados llevan un riesgo elevado de morir si enferman o son hospitalizados, de entre el 4 y el 10%.

El problema es que Guanajuato va atrasado y hay mujeres y hombres jóvenes que están esperando la segunda dosis y ya pasaron 75 días de la primera. La centralización del programa federal causa muertes, miles de víctimas. Al tiempo, cuando la pandemia ceda, tendremos una visión más clara de lo que sucedió. Los expertos en todos los países urgen a los gobiernos que aceleren el paso. También que presionen a quienes no quieren protegerse por extrañas e insondables razones.

En Inglaterra aceleraron la primera ronda y permitieron que pasaran hasta 12 semanas para aplicar la segunda. Pero no más. Estamos a cuatro o cinco semanas de ese límite. Mucha gente nos pregunta cuándo llegará la dosis de refuerzo. No lo sabemos e intuimos que en el reparto del medicamento hay favoritismo en las entidades federales. Primero y antes que todos estuvo la CDMX. Todos los demás tuvimos que esperar y Guanajuato va casi en la cola.

La necedad de no dejarse ayudar por las secretarías de salud de los estados refleja un manejo partidista de la inoculación. Incluso en la CDMX, el partido Morena decía a los ciudadanos que era una dádiva del Presidente. Un uso mezquino de los recursos públicos.

Hay días que se cuentan hasta 800 mil vacunados pero otros baja hasta menos de 200 mil. No hay una distribución pareja, incluso los propios números de la Secretaría de Salud muestran que han llegado 103 millones de vacunas sin embargo sólo se han aplicado 85 millones. ¿Por qué tener 18 millones almacenadas cuando pueden ser la salvación de miles de jóvenes? No lo sabemos.

Mucho ayudaría que la Cofepris acelere la autorización para que Pfizer pueda vender vacunas en el mercado abierto a través de las farmacias privadas. En Estados Unidos la FDA (Food and Drugs Administration) autorizó su producto para uso general, ya no de emergencia como antes. Incluso aprobó que niños mayores de 12 años sean vacunados.

Si mañana abrieran la frontera para que se pudiera importar el medicamento, muchísimas empresas y organizaciones ayudaríamos al esfuerzo federal. En Estados Unidos el único requisito es hacer una cita en una farmacia o en supermercados para su aplicación. Aquí el centralismo mata a miles. Los números lo dicen y lo contarán.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión