AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 28 octubre 2021 1:01 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.167

$20.173

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. Nunca fueron criminales

 9 sep 2021

Por: Enrique Gómez Orozco

La Suprema Corte acercó la justicia a las mujeres mexicanas. No importa en qué estado de la Federación o cuál fue la circunstancia de un aborto, ya no serán, como antes, condenadas después de la tragedia que significa interrumpir el embarazo. Adiós al castigo sobre castigo por su condición humana.

Aunque tardamos mucho en llegar a esta decisión queda por sumar el apoyo del Gobierno a la mujer para que no peligre también su vida al suspender el embarazo. Nadie puede concebir que el fin de una vida incipiente sea deseable, pero menos convertir en delincuente a quien por íntima y personal decisión no puede seguir con su embarazo.

Parece una pesadilla, pero no hace mucho se penalizaba el aborto aún en casos de violación e incluso estupro. Teníamos leyes heredadas bajo la óptica de dos corrientes: la cultura mexicana del machismo y los dogmas. Ahora debemos tensar nuestros músculos sociales para evitar embarazos no deseados y educar a las nuevas generaciones en el cuidado de su fertilidad. Para evitar abortos lo mejor es la planeación, el uso de anticonceptivos y la información abierta, profusa y alejada de prejuicios sexuales históricos.

En Estados Unidos, en 1973, la Suprema Corte estableció el derecho al aborto. Era una década de cambios sociales después de la guerra de Vietnam, era el inicio del movimiento feminista después de la revolución sexual de los sesentas. Al finalizar la década de los 80, cuando caía el muro de Berlín y la Unión Soviética se derretía, la mayor preocupación entre los norteamericanos era el crimen y la violencia. En 1990 Nueva York alcanzaba 2 mil 200 homicidios dolosos (hoy son unos 300, muchos menos que en Celaya o León). Todo mundo creía que no habría modo de detener la criminalidad, sin embargo comenzó un declive sostenido de la violencia.

Steven Levitt, un estudioso de los fenómenos sociales y económicos, descubre que la reducción de la violencia criminal se da en los primeros estados que legalizaron el aborto. La secuencia siguió a todo el país. Había una correlación entre la fecha de la libertad del aborto y la generación de madres que ya no tuvo hijos no deseados. Aún se debate la validez del estudio publicado en el best seller Freakonomics.

Nadie puede asegurar que un niño no deseado será un criminal. Steve Jobs, el hombre que creó Apple - la empresa que más riqueza ha producido en la historia de la humanidad- fue entregado en adopción por su madre. Pero los datos de Levitt fueron sólidos. En EU lo acusaron de racista, de torcer la realidad y los conservadores desecharon sus conclusiones. Siguen luchando por la prohibición.

¿Cuánta violencia generada en el México de hoy se dio por dos generaciones de continuo aumento de madres solteras?, ¿cuánta criminalidad proviene del abandono de hogares de aquellos que dejan en la orfandad a familias completas por trabajar en EU?, ¿de cuánto es la cuota de sangre y sufrimiento que proviene de la lucha por las remesas que tanto presume el Gobierno? No lo sabemos pero tenemos la intuición de que los hogares de madres solteras representan una carga extraordinaria para las jóvenes y sus hijos sin la presencia del padre.

Nadie puede estar a favor del aborto porque es una lamentable suspensión de la vida de un ser humano, pero tampoco nadie, con uso de razón y un elemental humanismo, puede condenar a una mujer por decidirlo.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión