AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

viernes 3 diciembre 2021 3:47 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.293

$21.303

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. Una verdadera caja de Pandora

 5 oct 2021

Por: Enrique Gómez Orozco

La revelación de “Pandora” deja en claro que los grandes capitales ya no pueden fiarse de los actuales refugios fiscales. Sean legítimos, robados, legalmente válidos o no, ya no podrán brindar secrecía.

De dónde salieron los papeles que obtuvieron periodistas de investigación? ¿Quién o quiénes fueron los soplones que entregaron fichas, depósitos, cuentas y nombres de empresas? Tal vez nunca lo sepamos.

Desde que los “Panama papers” dieron la primera ola de revelaciones, los gobiernos comenzaron a apretar tuercas. Luego de Panamá,  Andorra cayó de golpe con investigaciones del periódico El País. Ayer todos los medios del mundo titularon en sus encabezados la revelación bautizada con el nombre de la primera mujer griega creada para castigar a Prometeo por robar el fuego a los dioses. Aquí se trata de información. Una caja de Pandora es lo que descubrió la unión de cientos de periodistas alrededor del mundo para mostrar a quienes atesoran su dinero fuera de la mirada de los gobiernos y sus haciendas públicas.

La sorpresa en México fue que varios funcionarios y ex funcionarios de la presunta administración de izquierda, acumularon bienes y fortunas fuera del país. Una práctica propia de los peores neoliberales. Julio Scherer y Manuel Bartlett (a través de su pareja, esposa o concubina) son los más relevantes.

El presidente López Obrador respondió con una salida poco convincente: “Raúl Salinas de Gortari robó más”. Nadie puede dudar de ello porque supimos que tenía más de 100 millones de dólares tan solo en Suiza, antes de que lo sentenciaran por el asesinato de su cuñado, José Francisco Ruiz Massieu. El dinero nunca tuvo origen legítimo. Pero eso no exime a los funcionarios actuales. El que otros hayan robado muchísimo, entre ellos Enrique Peña Nieto, no justifica que los de la 4T roben o no declaren su patrimonio como debe hacerlo todo funcionario.

No sólo individuos sino organizaciones que predican moralidad como los Legionarios de Cristo también escondieron miles de millones de pesos en cuentas extranjeras. Cuando falleció el padre Marcial Maciel, desde el Vaticano enviaron a un sacerdote experto en finanzas y no a uno especializado en pederastia, ética o moral cristiana. El periodista Raúl Olmos publicó, en una extraordinaria investigación, los fideicomisos de Maciel en Panamá.  Ahora conocemos más detalles por las revelaciones del periódico El País.

La globalización y el volumen y rapidez con la que se pueden circular documentos por el mundo a través de internet, hace sencillo saber lo que antes hubiera tomado años. Cierto que los periodistas se llevaron más de un año en filtrar y ordenar la información. El resultado cambiará al mundo.

Hace un siglo el refugio era el oro. Luego siguieron los paraísos fiscales encabezados por Suiza, país que ya no conserva cuentas numeradas o secreto bancario ante otros países. Quedaron las islas, los principados y algunos países como Nueva Zelanda. Augusto Pinochet, el dictador chileno, guardaba lingotes de oro en Hong Kong.

La siguiente amenaza son las criptomonedas que esconden en el anonimato a sus dueños. China, sabedora del problema que representan, prohibió cualquier transacción y eliminó la minería de bitcoins. Pronto los bancos centrales intervendrán creando sus propias monedas digitales con la tecnología de “blockchain” y podrían desplazar a las “monedas huecas” que tanto fascinan a los especuladores.

Sin embargo, mientras haya mercado para esconder dinero, surgirán vendedores de bóvedas secretas. Es un negocio tan grande que Panamá, las Islas Caimán y otros paraísos fiscales se enriquecieron en poco tiempo.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión