AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

viernes 3 diciembre 2021 4:56 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.293

$21.303

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Marcha por la mujer y la vida

 5 oct 2021

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Perfil del Autor


Jesús Eduardo Martín Jáuregui



Semblanza
Abogado, maestro universitario, taurino en retiro, lector compulsivo y escribidor catártico. Egresad ...



Blogs Anteriores

El sabio Aristóteles dividía las formas de gobierno en puras e impuras. En las primeras colocaba la monarquía, la aristocracia y la democracia; en las segundas que eran degeneración de las primeras se encontraba la dictadura, la oligarquía y la demagogia. Lo que Aristóteles no contempló es que en un sistema democrático los grupos minoritarios de presión influyesen de tal forma que los órganos de gobierno tomasen decisiones claramente contrarias a la forma de pensar de la mayoría pasiva. 

Viene a cuento Aristóteles porque el pasado sábado la manifestación por la vida fue una demostración, al menos por el número de participantes, por el orden y la seriedad, de que en Aguascalientes las resoluciones recientes de la Suprema Corte de Justicia no gozan de la aceptación que el poder judicial pregona. 

El reto para los juristas y para los legisladores a mi manera de ver, es que a partir de la constatación de una realidad: la existencia de ideologías y creencias  variadas, éstas se tutelen en el marco jurídico. Hace no tanto tiempo un puñado de harguenudas se plantaron frente a las puertas de un banco del centro de la ciudad. Les aseguro que no eran más de una docena y sin embargo tuvieron en jaque a la institución bancaria por espacio de varios días. El costo de ese desplante fue elevado pero no solo para la institución sino para los clientes que finalmente pagaron los platos rotos incluso jubilados. Al fin, alguien se decidió y envió un carro de bomberos con la consigna de bañarlas. Ante la amenaza del agua tuvieron mas miedo que un perro en un columpio y se desaparecieron.

El mero ejercicio democrático debe garantizar que todas las voces sean oídas y todas sean respetadas, pero la democracia exigiría también que todos sean tratados por igual respecto de la ley. En la ciudad de México se puede constatar un día sí y otro también que cualquier chusma con un mínimo de organización puede paralizar cualquier Secretaría de Estado, cualquier vía rápida, cualquier organismo público, y en general agravar la vida ya de por sí estresante de la ciudad. 

Estoy convencido de que el futuro del mundo está en la dictadura de las minorías pero persistiré mientras pueda en el respeto a  las mayorías silenciosas. El consuelo que me queda es que no estaré solo. Pero algún día nos decidiremos...a vivir en un estado de derecho.

Es todo por hoy, hasta la próxima si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión