AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

miércoles 27 octubre 2021 11:49 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.167

$20.173

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Las cosas por su nombre

 11 oct 2021

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Antenoche escuchaba una conferencia de un colombiano-japonés que sostiene que los iberoamericanos somos tan inteligentes y podemos estar tan preparados como los japoneses, pero que la diferencia fundamental está en la disciplina. A la larga, dice, la disciplina derrota a la inteligencia y parte importante implica el orden, la organización y llamar a las cosas por su nombre. Tu no puedes decirle a un japonés te veo al rato o te caigo en la tardecita o ya estoy llegando estoy a un paso. Para ellos esas expresiones no tienen sentido. ¿Cuánto rato? ¿En la tarde a qué hora? ¿Exactamente dónde te encuentras? Serían las preguntas respuesta de un japonés y quizás no sólo de un japonés sino de un europeo que no fuera español ni italiano del sur. 

Pero nosotros somos muy dados a utilizar eufemismos, a envolver con palabras, a no llamar a las cosas por su nombre y a salirnos por peteneras. Hace unos días, pocos, se dio a conocer que los bravos y violentos agentes migratorios en compañía de soldados de la guarida nacional de ex-delincuentes de la policía federal, habían rescatado a centenares de migrantes que se encontraban a bordo de dos o tres cajas de trailers que habían sido abandonados por “los polleros”, así les llaman, que les habían dejado a su suerte. Los “rescatados” fueron trasladados a estaciones migratorias, con “absoluto respeto a sus derechos humanos”, en donde se les programará para regresar a sus países de origen librándolos de los polleros que pretendían conducirlos a EE.UU. cometiendo el delito de tráfico de personas. 

Lo curioso es que los “migrantes” que no se sentían rehenes, ahora sí, no querían ser rescatados, ahora sí, no quieren regresar a sus países de donde salieron, por la miseria, la violencia, la insalubridad y ahora tendrán que regresar a la fuerza. Las eufemísticamente llamadas estaciones migratorias son cárceles, donde hay hacinamiento, promiscuidad, insalubridad y, desde luego, violación de los derechos elementales. Seguimos haciendo el trabajo sucio para los Estados Unidos, pero se no llena la boca hablando de la soberanía. 

Así somos, a matar las autoridades le llaman abatir, a golpear le llaman someter, a detener le llaman presentar, a encarcelar le llaman rescatar, a las dádivas corruptas, aportaciones, a la difamación y calumnia, derecho de réplica, al nepotismo, elegir a los honestos, a la autocracia, democracia. ¿Cuándo nos animaremos a llamar a las cosas por su nombre?.

Es todo por hoy, hasta una próxima, si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión