AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

lunes 24 enero 2022 4:10 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.479

$20.488

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. Uber sin trabas

 1 nov 2021

Por: Enrique Gómez Orozco

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez cumple su promesa de liberar a Uber y a todas las plataformas digitales de servicio de taxi. Con ello abre la puerta a una transformación que su antecesor había tolerado a regañadientes.

Cuando llegó Uber a Guanajuato causó una revolución en el transporte, como sucedió en Nueva York, en la CDMX  o en Londres. Las “franquicias” de taxi dejaron de tener el valor que les otorgaba el permiso de la autoridad para trabajar en exclusiva.

En Guanajuato las “placas” de taxi representan el valor de la corrupción. Quienes las obtenían eran por tráfico de influencias, pago a sindicatos y contubernio con los partidos a la hora de celebrar elecciones. También eran canonjías que los políticos otorgaban a prestanombres.

La última muestra de ese valor extraído a la comunidad a través de concesiones la tuvo el gobierno de Diego, cuando el panista Jorge Valencia Gallo, director  de Transporte  Estatal, recibió sobornos para otorgar placas. Algún valor importante tenían para transar con ellas.

El problema fue de principios para Acción Nacional. Cuando eran oposición reclamaban el uso político electoral de los taxis, alineados a las centrales obreras como la CTM. Cuando llegaron al poder se olvidaron de esos valores y comenzaron a lucrar con el invento. Nabor Centeno (q.e.p.d.), organizó un gremio de taxistas alineados al PAN para ocupar el lugar que antes tenían los priístas. Todo cambió para que todo siguiera igual. Gatopardismo puro que se repite en cientos de prácticas corruptas inventadas desde la época dorada del PRI.

Desde que llegó Uber, explicamos el poder del parasitismo por concesión. Alguien que tiene unas placas puede comprar un auto económico y rentarlo bajo el esquema de pago diario. El chofer tiene que cumplir una renta por explotar las placas y el vehículo. El pago era de 500 pesos diarios. Tal vez haya bajado por la competencia que representó Uber y las plataformas de contratación digital.

La propiedad de las placas se transfería sin ningún problema legal. En el mercado llegaron a valer 600 mil pesos, el doble de lo que costaba un auto compacto. El cliente tenía que pagar el triple del valor del servicio. Con Uber la mayoría de los conductores son dueños del auto y pueden obtener un ingreso del doble que un chofer bajo concesión. Pueden pedir un crédito a una agencia automotriz y pagar en cómodas mensualidades lo que antes era imposible. Trabajan con horario flexible y capitalizan el precio de su auto.

Al anterior Gobernador se le hizo un conflicto porque su partido alienta la iniciativa privada, la libertad de trabajo y sus principios son contrarios al control estatal de actividades privadas. Daba palos un día y otro también a los Uber sin poder detener su auge y preferencia de los usuarios.

El problema, aquí como en Nueva York, es que los permisos se devalúan y pierden los propietarios de placas. En Nueva York un “medallón” de los taxis amarillos llegó a valer un millón de dólares. Ahora pueden conseguirse por 60 mil dólares según la revista de negocios Crains.

El Gobierno del Estado ofrecerá una plataforma libre de costo para que los choferes no tengan que pagar una comisión de un 25% a Uber o a Didi o a cualquier otra plataforma. Sería un gran logro si la aplicación funcionara tan bien como las extranjeras y tuviera un bajo costo de operación. Esperemos las reglas de operación. 

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión