AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 18 agosto 2022 12:44 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.068

$20.076

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. El Príncipe de Mónaco

 30 may 2022

Por: Enrique Gómez Orozco

Las carreras de Fórmula Uno se convierten en uno de los pasatiempos televisivos más populares en México. El ascenso de Checo Pérez con el equipo Red Bull lo lleva a dos triunfos consecutivos y tres en F1, el mayor logro para un mexicano. En Barcelona dejó el paso a Max Verstappen porque así le convenía a su equipo, aunque terminó en segundo, el triunfo fue suyo. Vivió un momento agridulce.

En Mónaco, uno de los circuitos más legendarios y románticos, Checo se alza con la victoria sin concesiones. La demostración del mexicano y su equipo en una pista apretada y con lluvia lo ubican entre los 5 pilotos más destacados del mundo.

Checo apenas tiene 32 años pero la mayor parte de su vida la ha dedicado a la competencia automovilística. Una vocación temprana alentada por su familia y la de Carlos Slim, lo ha llevado por todo el mundo en equipos como el Force India. Por fortuna, llegó al equipo adecuado con la máquina adecuada. Un piloto, por más bueno que sea, si no tiene un automóvil a la vanguardia, con los mejores técnicos y el respaldo económico de una gran firma no puede llegar a los podios.

Lo mismo sucede a una escuadra que tiene buenos autos, técnicos y soporte económico, sin el talento de un buen piloto. En los últimos meses Checo Pérez demostró su valía y buen acoplamiento con Red Bull. Hace poco la afición veía casi imposible que Checo pudiera rebasar a las legendarias marcas de Ferrari o Mercedes Benz. Hoy lo hizo.

Confesión de parte: soy aficionado de oído a la F1. Escucho a familiares y amigos sus comentarios sobre el deporte y la pasión que surge cuando viene una carrera. No es como el futbol o el beisbol, donde tomas pelota o un guante y a jugar, ni siquiera puede compararse con la equitación que es muy cara o el golf que necesita campos especializados.

La fórmula uno no tiene comparación en inversión y exclusividad. Es un deporte al que muy pocos ciudadanos del mundo pueden arribar. Totalmente aspiracionista que se nutre de las inmensas clases medias de todo el orbe cuando lo ven por televisión de paga. ¿Es un fenómeno que un mexicano pueda llegar al podio de Mónaco? El talento y la disciplina de Checo nos dicen que no. La actual circunstancia nos dice que es complicado.

Para llegar a donde Checo, se necesita una aspiración sobrehumana. Una preparación de nivel mundial en escuelas como la de Ferrari y un patrocinio casi sin límites como el de Telmex. Claro, también está el apoyo incondicional de su familia.

Para muchos puede no ser relevante que tengamos a un campeón en un deporte ultra aristocrático, para la mayoría resulta un orgullo saber que un mexicano puede llegar a la cumbre si tiene el vehículo adecuado. Octavio Paz fue premio Nobel de literatura gracias a la exposición que tuvo al mundo. Paz nunca hubiera logrado la cima de las ideas y la poesía sin la hibridación cultural de embajadas y universidades extranjeras. Carlos Fuentes, el mexicano universal, trascendió por una cultura enciclopédica aprendida en las mejores universidades de Estados Unidos y Francia. Checo Pérez hoy logra ser un mexicano universal, algo admirable e histórico.

Buen postre de la carrera fue el chapuzón de Checo con el ex presidente Felipe Calderón, que sonreía de oreja a oreja. ¿Qué dirán en Palacio?

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión