AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 18 agosto 2022 12:43 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.068

$20.076

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Perspectiva. Un buen ciudadano

 13 jun 2022

Por: Enrique Gómez Orozco

Arturo Sánchez Castellanos es un ex priísta que llegó a la primera sindicatura del Ayuntamiento de León por invitación de la alcaldesa Alejandra Gutiérrez. Fue una de las decisiones más acertadas aunque a muchos panistas les parezca lo contrario. Desde el arranque de la administración, el síndico comenzó a realizar observaciones sobre lo que veía mal.

Alertó sobre la devolución del predial al Club Campestre de León luego de que lo clasificaron mañosamente como predio agrícola para reducir 2.5 millones de pesos (él es socio del Club). Observó la extraña venta de un pedazo de un kínder público en favor de un vecino y ahora pone en claro que no está bien que un proveedor de servicios del Municipio participe como miembro del Consejo del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN).

Arturo es contador y entiende de cuentas y cuentos por su larga trayectoria (desinteresada) en el servicio público. Lo mismo encuentra trampas y desvíos en la compra de patrullas que fallas de forma en la intrincada galería de intereses que se dan en una gestión compleja como es la del municipio más grande del estado.

Aunque no es el contralor municipal, Sánchez Castellanos es un representante popular, algo que aún no entienden la mayoría de diputados, síndicos y regidores. La oposición hace su trabajo con la crítica y la revisión de cuentas y programas. El problema es que la mayoría no los escucha o desecha sus planteamientos tan rápido como llegan. En cambio, la voz de un síndico de mayoría pesa mucho en el ánimo de todos: sus colegas del Ayuntamiento, los funcionarios y la opinión ciudadana.

Alguien comentó que los miembros del Ayuntamiento deberían “cuidar la marca”, es decir, proteger al PAN y no sacar los trapos sucios al sol. Un grave error. Si la tónica del trienio es tapar el engaño y la corrupción, nos daremos cuenta muy pronto. Si el espíritu de la Alcaldesa es hacer una administración pulcra y ejemplar, ciudadanos como Sánchez Castellanos son la mejor receta para lograrlo.

La Administración de Héctor López Santillana fue oscura y llena de mañas. Fueron seis años de lejanía de los valores de Acción Nacional. La Administración de Bárbara Botello fue la debacle del PRI. De 17 administraciones que nos ha tocado cubrir en AM, ninguna se distinguió tanto por su corrupción.

Si Alejandra Gutiérrez quiere sobresalir, debe comprender que tuvo una magnífica decisión al seleccionar al síndico en su planilla. Sería un error grave y sospechoso querer silenciarlo para cuidar al PAN. La mejor promoción del partido sería la transparencia absoluta; la bienvenida a la crítica interna y externa; la separación del partido y otras malas influencias (familiares y amigos) en las decisiones que sólo competen a la Alcaldesa y al Ayuntamiento.

León pagó una cantidad considerable para renovar su imagen. Quien la hizo - Humberto Ruiz-  es uno de los más competentes diseñadores y mercadólogos de la ciudad. Ni duda cabe. Pero cualquier empeño de buena imagen tiene su piedra de toque en la integridad, transparencia y voluntad política de servir a los ciudadanos y no al partido. Arturo Sánchez Castellanos es su mejor aliado para lograrlo. 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión