AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 18 agosto 2022 12:50 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.068

$20.076

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Política y batalla cultural

 23 jun 2022

Por: Alan Capetillo

Como nunca antes en la historia, la cultura se está politizando e ideologizando, lo que antes era el eje rector de la política y del debate público, es decir, la discusión más o menos clara sobre los alcances de la intervención del estado en la vida económica empieza a perder centralidad política diluyéndose cada vez con mayor velocidad en un sin número delirante de debates culturales e ideológicos sobre la intervención del estado en cada aspecto humano y personal de la interacción social incluyendo la vida íntima y hasta sexual de los individuos.  

Nada personal escapa ya ni al debate público ni al ideologismo, la relación entre hombres y mujeres, las preferencias sexuales de los individuos, la naturaleza biológica del ser humano, el concepto de familia y matrimonio, la educación moral de los niños, la idea de libertad de expresión, las vocales en las palabras y hasta las películas de Disney, todo esto y mucho más está siendo problematizado y politizado, ya todo es potencialmente un instrumento materia de conflicto por cualquier grupo minoritario que desde el victimismo quiera transformar los más profundos patrones antropológicos de la sociedad no quedando muy claro exactamente con qué consecuencias.
 
Una epidemia de puerilidad política, que naturalmente no puede ser explicada sin las redes sociales, inunda cada vez con mayor fuerza todos los debates públicos, es decir políticos. Una epidemia irreflexiva y sentimentalista que censura (como un supuesto discurso de odio) cualquier opinión crítica a sus nuevos dogmas, epidemia que además encuentra con facilidad políticos oportunistas y carentes de principios a los que el aplauso fácil (también el miedo) doblegan a la sumisión ideológica más abyecta y miserable. Así, el pensamiento crítico muere y las instituciones colectivas (la cultura que en ellas se soporta) son liquidadas junto con el patrimonio común que por muchos años ha sido construido y legado de generación en generación.        
 
Y es de esta forma, sin la menor reflexión crítica de fondo, como el ser humano, animal cultural por excelencia, es privado de los referentes culturales de sentido que por largos años (y en muchos casos por siglos) han sido construidos como guías de vida y de entendimiento de la naturaleza humana. En palabras de Bauman, es un mundo donde todo lo que antes era sólido se vuelve líquido, maleable, inestable y efímero. Un mundo frente al cual, todo hombre y toda mujer interesado por su sociedad, o lo que es lo mismo todo ciudadano, debería preocuparse por entender cómo es que la política se ha transmutado en lo que sin duda alguna es hoy en día (lo será por muchos años) una inevitable y permanente batalla cultural.

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión