AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

jueves 18 agosto 2022 11:54 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.068

$20.076

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Origen de la UAA

 29 jul 2022

Por: Otto Granados

El año próximo la Universidad Autónoma de Aguascalientes cumplirá formalmente medio siglo de haber sido creada. Por aquel tiempo México aún vivía bajo un régimen político hegemónico con un estado intervencionista y un sistema político hiperpresidencialista, en 1973, se expidió la ley federal de educación , se creó la Universidad Autónoma Metropolitana y el presidente Echeverría el 19 de junio, acordó la creación de la Universidad, Autónoma de Aguascalientes.

Algunas crónicas de la época informan que sus orígenes, los promotores del nacimiento de la Autónoma y el gobernador Francisco Guel Jiménez, habían tenido “encontronazos” porque este, se había opuesto a su fundación o al menos eso era lo que se decía, que se sepa la verdad, Guel nunca había dado su versión de los hechos, pero no está claro si su presunta oposición, fue en realidad por falta de visión o por la antipatía que sentía por el entonces rector del antiguo instituto autónomo de ciencia y tecnología, sino más bien parece haber existido otra razón.

Que en esos años la naciente Universidad Autónoma, se volviera un foco de activismo y contaminación, como ya lo era la UNAM o las universidades de Guerrero, Puebla, Zacatecas, Sinaloa y otras más, que incluso fueron espacios propicios para la guerrilla urbana, la que entonces surgió en México.

En realidad el nacimiento de esta institución fue el efecto principal de tres variables: primero la necesidad de Echeverría, de cicatrizar las profundas heridas causadas por la matanza estudiantil de 1968, en la que él participó de manera directa como secretario de Gobernación de Díaz Ordaz, abriendo el espacio a la inclusión de la juventud, mediante la creación de numerosas universidades públicas o la ampliación de y reorganización de otras, durante su sexenio.

La segunda razón, fue la insistencia de varias personas vinculadas al antiguo instituto autónomo, para convencer a Echeverría de abrir una Universidad en el Estado y la tercera es que como ese instituto ya operaba desde 1887, transformarse en una genuina institución de educación en el sentido moderno, era un paso natural que habría sucedido también tarde o temprano.

En las siguientes 5 décadas, Aguascalientes se transformó de 338 mil habitantes que tenía en 1970, pasamos a casi millón y medio en la actualidad, de una población fuertemente rural, hoy el 84% vive en áreas urbanas, principalmente concentrado en la capital del estado, de una economía asentada en el sector primario a otra en donde los sectores comerciales, industrial y de servicios, representan ya más del 96% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal y de una composición demográfica, en la que solo el 4% de los residentes eran no nacidos en Aguascalientes, a otra en la que casi el 30% son inmigrantes llegados de diversas partes del país.

Para junio del año 2022 el estado exhibe indicadores razonablemente positivos en los muy distintos índices de competitividad de progreso social, de ingreso laboral y por su aportación a la economía nacional, en particular su sistema educativo, también ha crecido a gran velocidad, de acuerdo con las cifras oficiales, en la educación superior la cobertura estatal alcanza 44.5% y la tasa de absorción es de 91.6%, en ambos casos por arriba de la media nacional.

Por su parte en estas décadas la UAA ha aumentado de una población escolar de 2,382 alumnos, ha prácticamente 20 mil en todos los niveles, sus programas crecieron, de 9 licenciaturas en 1975, a 63 en la actualidad y de 3 profesores de tiempo completo, ahora cuenta con 366 docentes  en esa modalidad.

Por donde quiera que se vea, la de Aguascalientes su principal universidad pública es una razonable historia de éxito.

Ahora bien, es hora de pasar sin embargo, a una nueva etapa en el diseño, la formulación y la instrumentalización de una estrategia de consolidación y crecimiento, para próximos años, entre otras razones porque el estado México y el mundo han cambiado y estamos ingresando a una fase, donde la educación superior y economía que estarán dominadas irreversiblemente por la emergencia de una economía y una sociedad del conocimiento, que en muchos sentidos modificó el paradigma, al que estábamos acostumbrados y ahora parece haber un abanico donde hay más interrogantes que respuestas.

La primera, tiene que ver con imaginar el futuro de la educación, la segunda, consiste en planear desafíos a quienes se enfrentan ahora las universidades mexicanas y su papel en el desarrollo del estado, del país.

La tercera es cómo impulsar más y mejor la empleabilidad de los egresados, la generación de investigación aplicada y de conocimiento en forma de paquetes y de marcas, la mayor vinculación con las necesidades del estado y por supuesto el impulso al crecimiento, en suma si se quiere un crecimiento alto y sostenible en Aguascalientes, la próxima década deberá ser sin duda, la década de la educación superior pertinente, oportuna y de altísima calidad que brinde para que ofrezca los satisfactores que todos esperamos de ella. 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión