AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

domingo 15 septiembre 2019 1:27 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.391

$19.397

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Desarrollo y crecimiento

 26 jul 2019

Por: Gloria Margarita Romo Báez

Los escenarios de crecimiento económico para este año han sido objeto de revisiones constantes por parte de los principales organismos e instituciones tanto extranjeros como nacionales, y la mayoría han reducido las expectativas de crecimiento de nuestra economía.

A partir de la toma de posesión de este nuevo gobierno y la 4T, han sucedido cosas que pocos pensamos, la cancelación del NAIM, la adopción de una drástica política de austeridad, el aumento de la inseguridad, el lanzamiento de costosos programas asistencialistas y la falta apego al marco jurídico, generan falta de confianza.

La confianza es un factor determinante en el rumbo de cualquier país, cuando la hay los proyectos de inversión fluyen de manera importante, pero cuando no existe, las inversiones se convierten en golondrinas y sólo permanecen de manera temporal.

El Presidente López Obrador dice que el desarrollo es muy distinto al crecimiento y claro que tiene razón, el desarrollo es la capacidad que tiene un país para crear riqueza y con ello generar prosperidad y bienestar económico y social.

El crecimiento descansa en el incremento de los ingresos y calidad de vida de quienes habitan un país. Luego entonces, lo uno no puede separase de lo otro. En otras palabras, si no hay desarrollo no hay crecimiento o viceversa.

Desafortunadamente, hay quienes no entienden que un país que no crece, no puede alcanzar mejores niveles de desarrollo. El principal factor para medir el crecimiento económico es el indicador del PIB, mientras que para medir el grado de desarrollo se utilizan diversos indicadores como la mortalidad, esperanza de vida, morbilidad, salud, vivienda y educación, entre muchos otros.

De 1934 (Lázaro Cárdenas) a 1970 (Gustavo Díaz Ordaz) nuestro país registró un crecimiento económico (PIB) sostenido y creciente del 6.05%. El sexenio del Presidente Díaz Ordaz registró el mejor promedio con un crecimiento del 6.75%. (Desarrollo estabilizador)

A finales de 1982, se desató una de las peores crisis del país, provocando que la administración de Miguel de la Madrid creciera a una tasa de sólo 0.18%. Salinas creció el 3.91 y los sexenios del PAN crecieron en promedio el 2.06%, mientras que Peña Nieto lo hizo al 2.4%. El Presidente López Obrador ofreció crecer al 4%, lo cual no será posible, debido a su fallida política económica. Los pronósticos del PIB vienen a la baja y cercanos a un crecimiento cero.

El Presidente López Obrador mide el desarrollo en función al tipo de cambio, sostiene que mientras muestre estabilidad, la economía evoluciona favorablemente y eso es un error, porque el tipo de cambio se sostiene gracias a los altos rendimientos que ofrece a los inversionistas.

Al momento en que disminuyan esos atractivos rendimientos, los inversionistas buscarán otros mercados en donde obtengan más ganancias, y en ese momento, migrarán sus recursos y ocasionarán una devaluación.

Lo que debe entenderse es que el crecimiento económico es uno de los pilares del desarrollo, y lo más importante es que se evite la concentración y se promueva un reparto más equitativo de la riqueza, y eso sólo se logra generando más inversión, empleo, mejores salarios.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión