AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

domingo 15 septiembre 2019 1:45 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.391

$19.397

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Y ahora ¿quién podrá defendernos?

 30 jul 2019

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Hace algunos años, no tantos, siguiendo el mal ejemplo de Colombia y las ideas de un penalista alemán, creador del llamado Derecho Penal del Enemigo, se empezó a incorporar a la legislación penal mexicana el concepto de la extinción de dominio, que en esencia ya existía como una de las sanciones por la comisión de un delito, el decomiso de los instrumentos del delito y de los bienes producto del ilícito. Como nuestro sistema penal no era precisamente veloz, la nueva figura regulaba un procedimiento rápido que se ejecutaba antes de que se resolviera el juicio penal y que afectaba no solo a los bienes producto del delito, sino a bienes incluso de tercero que se hubieran utilizado para la comisión del ilícito.

Ante la incapacidad de las policías y las autoridades investigadoras, se les quiso dotar de este instrumento en muchos aspectos ilegal. En su momento fue combatido ante la Suprema Corte que, atemperó los excesos con resoluciones fundadas en los derechos fundamentales. Por citar un ejemplo, el dueño de un inmueble que lo hubiera rentado, en el que se hubiera tenido escondido a un secuestrado, perdía el inmueble por no haberse cerciorado de que a su bien no se le diera mal uso. La justicia federal enmendó esos excesos.

Ahora, algunos años después, regresó la propuesta y la semana pasada el Congreso Federal aprobó la ley federal de Extinción de Dominio, que como en los viejos tiempos de la otra mafia del poder, pasará sin trabas por el poder ejecutivo para su publicación. Sólo que ahora han cambiado algunas cosas. La población está mas asustada, la inseguridad con todo y Guardia Civil Paramilitar se ha incrementado, los órganos de impartición de justicia y los organismos defensores de Derechos Humanos han sido objeto de ataques y descalificaciones en campañas en que ha participado el mismo presidente López Obrador, al que siguen ciegamente sus incondicionales seducidos por su personalidad.

Los contrapesos en nuestro país se han debilitado, atemorizados, amenazados, difamados, parecen estar más preocupados por su supervivencia que por atender y resolver con solvencia, entereza y responsabilidad las cuestiones y situaciones que son su razón de ser y de actuar. Desde el más modesto juez hasta la Suprema Corte, desde el más sencillo defensor de Derechos Humanos hasta la Comisión Nacional. Examinar y resolver sobre la nueva ley será una prueba dura pero necesaria.

Lo decía Benjamín Franklin: Cualquier sociedad que renuncie a un poco de su libertad para ganar un poco de seguridad, no merece ninguna de las dos.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión