AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

domingo 15 septiembre 2019 1:35 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.391

$19.397

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Cifras que preocupan

 16 ago 2019

Por: Gloria Margarita Romo Báez

Hace algunos días y de conformidad con el calendario económico y político de Agosto, el INEGI dio a conocer las cifras relevantes sobre el comportamiento y evolución del empleo en nuestro país, en donde destaca que la tasa de desocupación sigue reportándose en niveles del 3.5% a Junio 2019. 

A esa misma fecha, pero del 2009, la tasa de desocupación reportó su más alto nivel de los últimos 12 años y se situó en 5.3%. En 10 años se redujo 1.8 puntos porcentuales. 

Otros datos señalan que la tasa de ocupación en el sector informal es de 27.8% versus 28.1, mientras que la tasa de subocupación se redujo de 11.2% a 7.6%, ambos en el mismo periodo. 

Estos datos deben ponderarse de manera correcta, no es lo mismo una base porcentual que una base a valores absolutos. La población económicamente activa (PEA) a Junio 2009 ascendió a 47.4 millones y a Junio 2019 reportó 56.9 millones. 

Si partimos de esa base de PEA y partimos de una tasa de desocupación del 5.3% en 2009, el número de personas sin empleo sería de 2.5 millones. Si consideramos una tasa de 3.5% para 2019, el número de personas desempleadas es de 2.0 millones, observando una disminución en términos absolutos. 

Pero si suponemos que en ambos periodos la tasa de desocupación fue de 3.0%, entonces tenemos que el número de personas sin empleo en 2009 fue de 1.6 millones y en 2019 de 2.0 millones, lo que muestra que en realidad creció el número de desempleados. 

La demanda de empleo es creciente y la oferta no aumenta al mismo ritmo y ese es el principal problema de cualquier economía, en donde las tasas de crecimiento poblacional sobrepasan la capacidad de creación de empleos. 

Durante los sexenios de Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto se crearon 3.0 millones, 900 mil, 2.1 y 4.1 millones de empleos, respectivamente, versus un requerimiento promedio de más de 6.5 millones en cada sexenio. 

La insuficiente generación de empleos de esos gobiernos, se apoyó en el moderado crecimiento del PIB que, sin embargo, fue capaz de crear esos empleos. 

De Enero a Julio 2019, la actual administración ha generado 306 mil empleos, un 42% menos a los 531 mil empleos generados en el mismo periodo de 2018, lo cual se explica por el nulo crecimiento del PIB. 

De seguir esta tendencia, se generarán un poco más de 500 mil nuevos empleos, lo que disparará el índice de desempleo, la tasa de ocupación en el sector informal, la tasa de subocupación y terminará por agobiar a una inmensa mayoría de los 119 millones de personas que vivimos en el país. 

Si se quiere disminuir la pobreza y elevar el nivel de vida de la población, el gobierno debe re-orientar su política económica y en especial el gasto público para destinarlo a actividades productivas y no a programas sociales improductivos.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión