AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

domingo 15 septiembre 2019 1:41 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.391

$19.397

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

El problema y la solución

 23 ago 2019

Por: Gloria Margarita Romo Báez

Un buen número de economistas y analistas financieros insisten en que la desaceleración económica y/o recesión que ya vive el país, es provocada por factores internos y no por el comportamiento de factores exógenos, que muchas veces se utilizan como excusa.

El Presidente de la República ha sido muy renuente a reconocer la existencia de un menor crecimiento económico, por el contrario, él dice que la información que tiene, difiere de la que es del dominio público y es generada principalmente por el INEGI y BANXICO.

La argumentación de algunos analistas se basa en la estructura del presupuesto de egresos de la federación 2019, en el que se incluyeron importantes modificaciones en cuanto a la asignación de recursos por sector de actividad.

Si comparamos el presupuesto 2019 vs 2018, tenemos que para este ejercicio el gobierno federal propuso gastar 5 billones 814 mil 291 millones 700 mil pesos, siendo superior al de 2018 en 534 mil 624 millones 700 mil pesos.

Nadie duda que cualquier incremento al presupuesto es bueno, sin embargo, se debe analizar cómo se gastan esos recursos, es decir, qué destino tendrán y sólo después de este análisis se puede evaluar si el gasto se utilizó adecuada o incorrectamente.

Las Secretarías de Estado que recibieron un aumento en su presupuesto son la Secretaria de Bienestar (antes SEDESOL) con 39.2%; STPS con un 971.8%; SEDENA con 15.6%; SENER 1,002.3%; Sedatu 11.9%; Turismo 124%; SEP 6.8% y SALUD 0.5%.

Por el contrario, las Secretarías de Estado que sufrieron un mayor recorte presupuestal son SADER con un 20% menos, SCT con una reducción del 21%, SRE con un recorte de 5.2% y la Función Pública el 24.34%.

La explicación del aumento de presupuesto en algunas secretarías, se deben a la orientación que el Ejecutivo Federal quiere darle para cumplir sus proyectos sexenales, entre otros, el Tren maya (SECTUR), La refinería de Dos Bocas en Tabasco (SENER), Guardia Nacional (SEDENA), Programas de asistencia social para adultos mayores y discapacitados (BIENESTAR), Becas a estudiantes de Preparatoria (SEP) y el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro (STPS).

El punto es que cuando el gasto del gobierno se destina a promover la inversión productiva, se tienen logros palpables como mejorar la infraestructura, atraer la inversión extranjera permanente, generar el desarrollo regional, movilidad, y lo más importante, promover y generar empleo permanente que potencializa el poder de consumo de las personas.

Por el contrario, cuando el gobierno gasta en programas asistencialistas, en un principio se genera un mayor gasto, pero no genera oportunidades de empleo permanente, no se mejoran las condiciones de vida, y la población no percibe la temporalidad de esos supuestos beneficios, se acostumbra y después exige lo que es insostenible.

Y es insostenible porque los recursos son finitos y cuando la economía no crece, se origina una crisis económica que a todos afecta por igual, e incluso amplia la brecha entre los ricos y los pobres, lo bueno es que eso se puede corregir, siempre y cuando el presupuesto de egresos 2020, se re-oriente para que el gasto sea productivo.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión