AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

miércoles 16 octubre 2019 5:14 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.262

$19.267

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

¿Positiva o negativa ficta?

 7 oct 2019

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

La semana pasada una legisladora federal por Aguascalientes anunció con bombo y platillo que presentaría una iniciativa para la protección del derecho de petición de los ciudadanos, proponiendo la creación de la llamada positiva ficta, que consiste básicamente en que si una autoridad no da contestación a una petición en un plazo perentorio, que puede variar de unos días a unas semanas, la falta de contestación debe entenderse como la aceptación de la petición. Es decir una afirmativa ficta, no es real, es ficticia, pero tiene todos los efectos legales como si la autoridad hubiera contestado afirmativamente.

El filósofo norteamericano George Santillana afirmaba que el que no conoce la historia está condenado a repetirla. Es difícil que un legislador conozca toda la historia, nadie la conoce, pero si es exigible que conozca o que sus asesores, estudien la historia de las iniciativas que formulen. La afirmativa ficta se estableció en el estado de Durango, en el municipio de la capital como algo novedoso y ventajoso para la ciudadanía cuando asumió la administración municipal un ayuntamiento perredista, hará algo así como cuarenta años.

Aquí en Aguascalientes, cuando el Ingeniero Luis Armando Reynoso Femat ganó la elección de presidente municipal, se incorporó en el Código Municipal, que había sustituido al Bando de Policía y Buen Gobierno, la figura de la afirmativa ficta, que tuvo una vida efímera, no así la de Durango, que duró un poco mas, pero finalmente también fue derogada.

El meollo de la cuestión, es que de una omisión se crea una situación jurídica concreta. De un no hacer se sigue la creación de un derecho, lo que puede resultar sumamente peligroso en materia de servicios públicos o de gobierno estatal o federal. Imaginemos simplemente que una persona solicita el establecimiento de un expendio de vinos frente a una escuela, la solicitud se hace perdediza, y transcurridos unos días se entiende aceptada. Pensemos que otra persona solicita una condonación de derechos y su solicitud se traspapela, pasados los días se entiende aceptada la condonación. Mi maestro Jorge Sánchez Cordero afirmaba: en Derecho el que calla...no dice nada.

Ojalá se recapacite, lo deseable en todo caso es reducir el tiempo para que se entienda negativa ficta y se pueda combatir. Ojalá que la legisladora recapacite para que no pierda el tiempo ni lo haga perder. Tarde o temprano se echaría para atrás.

Basta por hoy, hasta una próxima si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión