AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

miércoles 20 noviembre 2019 12:26 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.342

$19.347

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

La autonomía universitaria cuestionada

 6 nov 2019

Por: Andrés Reyes Rodríguez

En estos días hubo una polémica sobre la iniciativa que tuvo un diputado para reformar la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. La iniciativa fracasó.

No prosperó porque la comunidad universitaria, los egresados de la misma, y algunos medios de comunicación consideraron que se violentaría la autonomía de la institución. De pronto y, por primera vez en mucho tiempo, la máxima casa de estudios se volvió objeto de una polémica en la que hubo muchos defensores de la autonomía debido a que consideramos que la institución goza de capacidades constitucionales, históricas y culturales para autogobernarse.

Al parecer el problema está superado y eso es una buena noticia. La autonomía es un valor vital de la institución y no existen razones válidas para cuestionar ese privilegio. Esto no quiere decir que todo está bien. Hay cosas que debemos pensar como universitarios y hacerlo con sentido crítico.

Pensemos por ejemplo que existen al menos tres riesgos que, de una manera distinta a la iniciativa del diputado, pueden vulnerar la autonomía.

En primer lugar, sabemos que la universidad goza de mucha confianza social y es por ello que siempre ha sido uno de los lugares en los que los partidos políticos se disputan influencias. Eso todos los sabemos. Este problema existe casi desde su fundación y, a mi juicio, no ha bajado de intensidad.

En segundo lugar, la autonomía se ha visto limitada en virtud de que depende en muchos casos de recursos federales etiquetados. En la vida cotidiana dependemos de esos recursos vía programas de estímulos que exigen formas de operar y administrar, y también formas de evaluar nuestra eficiencia generados de forma externa.

El tercer riesgo tiene que ver con las influencias que se movilizan para designar los cambios de autoridad. La Universidad es un botín para los partidos, pero también para los gobernantes. Estos últimos suelen estar al pendiente para que la autoridad electa sea afín a sus intereses, generando con ello influencias indirectas que luego se pagan de diferentes modos.

El problema con el diputado que pretendía alterar la autonomía ya culminó, pero me parece que aún están pendientes temas que debemos enfrentar en el corto plazo los alumnos, maestros y el personal de confianza de la institución, sin dejar de cumplir con nuestra tarea primordial que es la enseñanza con calidad.

Así las cosas, el tema sigue en pie, no obstante, la mala iniciativa del diputado local. Los universitarios debemos enfrentar con nuestras normas y con nuestro criterio los problemas cotidianos, sin olvidar que la institución vive de recursos públicos que requieren de transparencia y rendición de cuentas.

Hasta aquí mi comentario.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión