AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

domingo 20 septiembre 2020 5:59 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.930

$20.938

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Seguridad para el progreso

 17 ene 2020

Por: Otto Granados

Probablemente desde que Michael Porter publicó hace dos décadas su ya legendario estudio llamado La Ventaja Competitiva de las Naciones, todos los índices o reportes internacionales que miden la competitividad global, hacen hincapié en que la evidencia más sólida demuestra que entre los factores cruciales del progreso y bienestar de los países, en primerísimo lugar destacan la preservación del Estado de Derecho y los niveles de seguridad.

Por esta razón, en la mayoría de los que ahora se divulgan, este es un dato que debilita fuertemente la competitividad de México y en el último año el balance ha sido el pero en por lo menos la última década.

El fenómeno es sin duda de enorme complejidad y todo parece indicar que no hay recetas únicas, sencillas o rápidas y que antes bien, la crisis de seguridad se ha ido expandiendo hacia regiones que antes no mostraban signos de deterioro, o bien que guardan condiciones sociales y económicas buenas y por lo tanto parecían estar más o menos inmunes a estos problemas. Pero partamos de la siguiente obviedad o del siguiente lugar común; la sociedad de una sociedad fuerte civilizada y eficiente, puede verse a corto plazo lesionada por fenómenos muy corrosivos para la cohesión institucional y la estabilidad del país, vamos a ver por qué…

En los últimos 12 meses se han producido en México acontecimientos violentos o criminales que son ya una seria señal de que el problema se ha salido de control en buen parte del país, no es que no existiera, sino que ahora se ha salido de control. Y el hecho no es menor porque la primera obligación constitucional y política de cualquier gobierno es garantizar a sus ciudadanos un ambiente esencial de estabilidad, de seguridad, de tranquilidad y de obras públicas, y es obvio que no ha sido así.

En segundo lugar, el asunto es pernicioso porque a veces este tipo de distorsiones son como un hidra con demasiadas cabezas y esto hace crecientemente difícil erradicarlas de fondo, es decir, en algún momento no es que las autoridades federales no quieran hacerlo, sino que simplemente el asunto se volvió demasiado complejo de modo tal que ya no se puede afrontar la cuestión con facilidad.

La tercera razón es que no hay estado que funcione saludablemente en términos de crecimiento económico o en la generación de empleo productivo si no garantiza las condiciones mínimas de certidumbre, es decir, aquellas que les brindan a los ciudadanos serenidad para vivir, para trabajar, para ejercer su libertad.

Y finalmente el tema es grave en sí mismo porque la gente está muy preocupada como lo muestra el informe del INEGI dado a conocer ayer, a nivel nacional casi el 73% de la población de 18 años o  más, consideró que vivir en sociedad es inseguro, pero en lugares como Puebla, Tapachula, Ecatepec o Uruapan, este porcentaje es mayor al 92%, repito, 90 por ciento.

Nada más para comparar esa percepción, insisto, percepción; en Aguascalientes es del 57% nada más y hay casos excepcionales como Mérida o La Paz, Baja California, donde la misma percepción anda entre 20 y 34%.

Aunque a veces las percepciones de la ciudadanía no necesariamente corresponden a lo que ocurre en la estricta realidad, el problema con ellas en este caso es que cuando una sociedad siente que ya no está bien protegida en su libertad, en su integridad física o en su patrimonio, se produce una especie de temor y en casos extremos, una histeria colectiva que modifica patrones de comportamiento, hábitos de consumo y decisiones de inversión. Y todo ello, naturalmente, impacta al crecimiento, al desarrollo; en suma, a la prosperidad. La capacidad que el gobierno federal tenga, y desde luego los estatales y municipales, para neutralizar el problema en el corto plazo, va a ser decisiva sin duda alguna para el futuro del país.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 

 



-