AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

jueves 20 febrero 2020 2:18 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$18.740

$18.744

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Distracción nacional

 20 ene 2020

Por: Alan Santacruz

A pesar de que hay mucho qué criticarle al actual gobierno federal, en una cosa se ha destacado la administración de Andrés Manuel López Obrador: el manejo mediático. Por más que un sector de la población se empeñe en afirmar que las conferencias matutinas del ejecutivo sean un escaparate de ocurrencias, en éstas se marca la agenda de la opinión pública a criterio del presidente.

Uno de los principios de la propaganda política de Paul Joseph Goebbels es el llamado Principio de Renovación, en el que se afirma que los mensajes políticos deben renovarse constantemente, para que cuando la oposición conteste un mensaje, el tema público ya esté en un tópico distinto, y desde el poder se lleve la pauta de la agenda mediática con notoria delantera.

Así lo ha hecho el presidente, y le ha funcionado. El país debate sobre la crisis de federalismo que implica centralizar los servicios de salud en un programa sin reglas de operación; las voces políticas, analistas, y editoriales, discuten la violencia que ha permeado hasta la población infantil; la oposición no atina a consolidar una postura efectiva ante el poder autócrata; el sector cultural padece del incumplimiento de la federación; y mientras esto sucede, basta con que el presidente suelte una ocurrencia mañanera para que la agenda pública se mueva a otros temas insustanciales.

Así, en redes sociales y medios de comunicación, de un día para otro, dejamos temas importantes para poner en primer plano la rifa del avión presidencial. La opinión pública nacional padece de atención dispersa, y el presidente se aprovecha de ello. Sin embargo, esta habilidad para evadir la discusión de temas críticos no salvará, ni al presidente ni a la población, del estallamiento de las crisis. En la democracia, somos libres de eludir la realidad, pero no de evitar las consecuencias de esa evasión.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-