AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

lunes 6 abril 2020 6:55 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$24.550

$24.577

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Causa y efecto

 20 mar 2020

Por: Gloria Margarita Romo Báez

La pandemia del Covid-19 que inició en Diciembre 2019 en Wuhan, China se ha extendido muy rápidamente en el Mundo y, por desgracia ya llegó a México, en donde al 16 de marzo de 2020 se han reportado 82 casos confirmados y 250 sospechosos. Al parecer todos estos casos son importados de Europa (Italia y España, principalmente). 

De acuerdo a la clasificación de las autoridades de salud, los casos hasta ahora reportados son “importados” (Fase 1), sin embargo, en pocos días se pasará a la fase de “transmisión comunital” (Fase 2), se espera que, dado el periodo de incubación del virus, este se propagará de manera exponencial entre el 20 y 30 de marzo de 2020. 

Posteriormente se pasará a la fase de “Pandemia” (Fase 3), en donde la transmisión será de manera generalizada y afectará entonces sí, a miles y miles de personas. Eso es algo que se sabe ocurrirá, sin embargo, lo criticable del asunto es que el Gobierno Federal ha asumido una desesperante pasividad. 

La medicina preventiva esta desdeñada y provocará que miles de personas sean contagiadas gracias a la enorme e inexplicable irresponsabilidad del Presidente de la República, quien le apuesta a que no pase nada. 

Las medidas preventivas que ya están siendo asumidas por un buen número de países para evitar la propagación del virus, no han sido consideradas por México, por el contrario, tratan de hacer creer a la gente que la pandemia no es grave y que se están tomando las medidas para detenerla. 

Mientras otros países han cerrado sus fronteras y asumido una emergencia sanitaria, nuestro país continúa con las fronteras abiertas al flujo de viajeros y, peor aún, no existen controles sanitarios que impidan la propagación del virus. 

El gobierno actúa de manera irresponsable, recordemos que hasta hoy se sabe poco y no hay cura, ni vacuna para el Covid 19. Esta complacencia puede causar la muerte de muchas personas porque no hay medicinas y hospitales suficientes. 

Es obvio que el cierre de escuelas, centros de trabajo, eventos de concentración masiva de personas, afectará la marcha de la economía, pero es necesario hacerlo para proteger la salud de las personas, por desgracia la pandemia será la causa de un pésimo año para la economía mundial. 

Para México la afectación económica se da por factores externos e internos, destacando el decrecimiento del PIB que se registró en 2019, la insuficiente generación de empleos y un presupuesto que desincentiva la inversión y privilegia el gasto social, lo cual es insostenible. 

Al pésimo diseño de la política hacendaria se le suman los problemas que se generan en el ámbito externo, tales como la pandemia de Covid 19, la caída de los precios del petróleo, la depreciación del peso, la minusvalía de los mercados de valores, la reducción de los niveles de inversión extranjera, el gasto del fondo de contingencia y la afectación del libre flujo de personas, habrán de tener un efecto económico negativo para nuestro país al término de este 2020. 

El corolario de lo que se está viviendo es que son más las causas internas, las que afectarán la salud de las personas y cuyo efecto final será el deterioro económico que ya vivimos desde que la 4T asumió el gobierno de la República.

La pandemia del Covid-19 que inició en Diciembre 2019 en Wuhan, China se ha extendido muy rápidamente en el Mundo y, por desgracia ya llegó a México, en donde al 16 de marzo de 2020 se han reportado 82 casos confirmados y 250 sospechosos. Al parecer todos estos casos son importados de Europa (Italia y España, principalmente). 

De acuerdo a la clasificación de las autoridades de salud, los casos hasta ahora reportados son “importados” (Fase 1), sin embargo, en pocos días se pasará a la fase de “transmisión comunital” (Fase 2), se espera que, dado el periodo de incubación del virus, este se propagará de manera exponencial entre el 20 y 30 de marzo de 2020. 

Posteriormente se pasará a la fase de “Pandemia” (Fase 3), en donde la transmisión será de manera generalizada y afectará entonces sí, a miles y miles de personas. Eso es algo que se sabe ocurrirá, sin embargo, lo criticable del asunto es que el Gobierno Federal ha asumido una desesperante pasividad. 

La medicina preventiva esta desdeñada y provocará que miles de personas sean contagiadas gracias a la enorme e inexplicable irresponsabilidad del Presidente de la República, quien le apuesta a que no pase nada. 

Las medidas preventivas que ya están siendo asumidas por un buen número de países para evitar la propagación del virus, no han sido consideradas por México, por el contrario, tratan de hacer creer a la gente que la pandemia no es grave y que se están tomando las medidas para detenerla. 

Mientras otros países han cerrado sus fronteras y asumido una emergencia sanitaria, nuestro país continúa con las fronteras abiertas al flujo de viajeros y, peor aún, no existen controles sanitarios que impidan la propagación del virus. 

El gobierno actúa de manera irresponsable, recordemos que hasta hoy se sabe poco y no hay cura, ni vacuna para el Covid 19. Esta complacencia puede causar la muerte de muchas personas porque no hay medicinas y hospitales suficientes. 

Es obvio que el cierre de escuelas, centros de trabajo, eventos de concentración masiva de personas, afectará la marcha de la economía, pero es necesario hacerlo para proteger la salud de las personas, por desgracia la pandemia será la causa de un pésimo año para la economía mundial. 

Para México la afectación económica se da por factores externos e internos, destacando el decrecimiento del PIB que se registró en 2019, la insuficiente generación de empleos y un presupuesto que desincentiva la inversión y privilegia el gasto social, lo cual es insostenible. 

Al pésimo diseño de la política hacendaria se le suman los problemas que se generan en el ámbito externo, tales como la pandemia de Covid 19, la caída de los precios del petróleo, la depreciación del peso, la minusvalía de los mercados de valores, la reducción de los niveles de inversión extranjera, el gasto del fondo de contingencia y la afectación del libre flujo de personas, habrán de tener un efecto económico negativo para nuestro país al término de este 2020. 

El corolario de lo que se está viviendo es que son más las causas internas, las que afectarán la salud de las personas y cuyo efecto final será el deterioro económico que ya vivimos desde que la 4T asumió el gobierno de la República.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-