AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

martes 2 junio 2020 3:38 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.774

$21.790

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Rectoría económica

 21 may 2020

Por: Jorge Manuel Aguirre

El presidente de la República nos aludió ayer, a la rectoría económica del estado, y habla de que en materia de energía eléctrica y petróleo, los empresarios habían actuado como conspiradores en contra de los intereses nacionales.

Me parece que el presidente de la república una vez más utiliza su conferencia mañanera para manipular al máximo la opinión pública e informar parcialmente de lo que él cree es la visión adecuada para el Estado mexicano.

Habría que afirmar en principio que en esta etapa de la humanidad es inconcebible pensar en una fórmula de país en la que el Estado social actúe sin mercado, pero también es imposible pensar en que en un país pueda funcionar un mercado sin un Estado social.

La Constitución Mexicana efectivamente otorga al gobierno de la república la rectoría económica del Estado, pero está condicionada a la redistribución más justa posible de la riqueza nacional. Y, ¿qué es lo que se tiene que distribuir?, pues justamente lo que se produce; y, ¿quién es quien produce en nuestro país?, bueno, pues resulta que la riqueza la genera la empresa. El gobierno no genera riqueza, el gobierno genera normalmente gastos, además de que siempre ha sido un muy mal empresario y las pruebas pues ahí están con la situación financiera y productiva de empresas como la CFE y el propio Pemex.

Es cierto que hay que disminuir la pobreza y la desigualdad con una más justa redistribución de la riqueza, pero eso es imposible si se simula la transparencia como ocurre en “la cuarta transformación”. Veamos, por ejemplo, lo que ocurre en Dos Bocas donde funcionarios y empresarios muy cercanos a Rocío Nahle son los que van adquiriendo los concursos, se habla de un empresario de apellido Fong que justamente constituyó una empresa unos días antes y fue a la que se le dieron contratos por 5 mil millones de pesos, justamente por ostentarse como representante del señor Peña, esposo de Rocío Nahle, y de Rocío Nahle en esa zona.

Pero este no es fenómeno único de Dos Bocas, ocurre también en Coatzacoalcos y Poza Rica donde también hay constante presencia de personas que se dicen ligadas a Rocío Nahle, pero tampoco quiere decir que la falta de transparencia y corrupción sea nada más de Rocío Nahle, recordemos que en varias ocasiones han aparecido artículos y señalamientos sobre la fortuna de Manuel Bartlett y su hijo, que han sido      beneficiados con contratos de “la 4T” y que al incio de este mismo periodo sexenal el delegado de programas de bienestar en Jalisco fue acusado también de tráfico de influencias, es decir, falta una absoluta transparencia y hay evidentes rasgos de corrupción en el actual gobierno.

Pero también habrá que decir que el estado no se puede consolidar, ni la rectoría económica del Estado, ni la redistribución de la riqueza si a un Estado le falta libertad de expresión. Sabemos que al presidente le molestas cualquier comentario que hagan sobre los errores de su gobierno, inmediatamente los tacha de conspiradores, conservadores, de neoliberales, etc; y no se fomenta adecuadamente la libertad de expresión. Lo último, sabemos, lo que ha sucedido con Denise Dresser y con la señora Pagés que han tenido incidentes muy raros en sus casas que aparentas una persecución precisamente sobre es expresión que ellas hacen por motivo o fundamento de la libertad correspondiente de expresión y de prensa que la Constitución protege.

Pero también resulta simulador en la “4T” decir que se actúa apegado a la Constitución, ahora si le conviene que la rectoría económica está en la constitución, cuando de facto hemos entrado en un proceso de militarización que, recordemos, se basa en una farsa, en una simulación, porque efectivamente se había reformado la Constitución para dar pies a la Guardia Nacional, pero señalando que esa Guardia Nacional tendría un mando civil y que estaría a las órdenes de autoridades civiles; también se dice en la Constitución que en tiempos de paz, el Ejército deberá estar en los cuarteles y este acuerdo de militarización pues no cumple ni siquiera con los transitorios de la reforma constitucional que dio pie a la Guardia Nacional porque no se trata de señalamientos de lo extraordinario de la medida, lo supervisado de la medida, lo coordinado de la medida que deberá estar bajo mando civil etc; no se hace una regulación adecuada, simplemente se expide un acuerdo de cinco artículos y dos transitorios y con ello se pretende dar por cumplida la Constitución.

Y lo mismo nos sucede ahora, con el acuerdo este de la revocación de los proyectos de políticas de medio ambiente de generación de energías limpias, esa revocación deja en una incertidumbre jurídica absoluta a quines han hecho inversiones, recordemos que Unión Europea, más Canadá, ya se han sumado a las protestas de otros entes señalando la falta de seguridades y de certidumbre jurídica a sus inversiones en el país.

Es decir, la visión única de la rectoría económica del Estado en lo único que nos hace pensar es que el señor López Obrador conciba el Estado como dijeran los monarcas absolutos franceses: el Estado soy yo, lo que yo opine es el Estado.

Y de eso tendremos que cuidarnos los mexicanos, tendremos que aprovechar las condiciones que las propias leyes nos permiten para moderar el uso inadecuado del poder. Hay que recordarse que ese poder hegemónico ya lo tuvimos en México, ya habíamos intentado cambiarlo y que simplemente esta cuarta regresión nos está devolviendo a esas épocas del partido hegemónico, de la visión única, y que los mexicanos tendríamos que hacer algo para ponerle freno y contrapesos al ejercicio del poder democrático que ostenta la presidencia de la república.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-