AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

jueves 24 septiembre 2020 8:22 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$22.578

$22.588

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

La 4T y las pensiones

 24 jul 2020

Por: Alan Capetillo

Prometer no empobrece dar es lo que aniquila dice aquel sabio proverbio con el que la sabiduría popular ha sabido inmortalizar, entre otras, la muy irresponsable inclinación de nuestros políticos por prometer lo inviable, lo insostenible y hasta lo irracional con tal de ganar elecciones a corto plazo y sin importar realmente el futuro. Total, cuando pasados los años -e incluso las décadas- llegue el momento de atender las consecuencias de la irresponsabilidad los políticos de turno seguramente ya serán otros y la memoria colectiva ya no tendrá claramente presentes a los responsables. Así pues, ignorar la lógica y la realidad, para vender siempre ilusiones, es ciertamente una de las estrategias políticas más prácticas y rentables para las mentes de los pequeños ambiciosos que usualmente buscan nuestro voto. 

Y bueno, la estupidez de moda que ahora nos quiere vender la 4T es la idea de que, aunque la esperanza de vida en México no hace sino extenderse, con su propuesta de reforma trabajaremos menos y cobraremos más en nuestras pensiones. Si, así, mágicamente, por un mero acto de voluntad de nuestros legisladores, en algún momento del futuro gozaremos de la panacea de una generosa pensión; financiada, dios sabe cómo y garantizada, dios sabe por quién.

Se dice que por los empresarios. Que no es otra cosa que la idea siempre popular, simplista y demagógica de quitarle a los ricos para darle a los pobres. Reduccionismo absurdo que en este caso además resulta brutalmente falso. Y es que esa idea no es otra cosa que un vulgar juego de palabras. Igual que con el aguinaldo, las vacaciones y todas las demás supuestas prestaciones, para los empresarios da igual, todo lo que a ellos les importa es cuanto tiene que pagar en total por el trabajador. Aunque el llamado salario neto deja siempre la falsa impresión de que “algo” se le ha ganado al patrón con esas supuestas conquistas laborales, la realidad es que, analizado con corrección económica y financiera, a todo patrón lo único que le importa, desde que contrata a un trabajador, es el costo bruto del mismo. Si se lo da integro al trabajador (como sucede en la llamada economía informal) o le retiene un parte para pagar las llamadas conquistas laborales al gobierno al final para el patrón es lo mismo. Es siempre el trabajador el que paga por todos los caprichos políticos que luego engañosamente llamamos conquistas sociales. Con las pensiones será igual.

Nada es gratis y eso se tiene que entender. Decir que patrones pagaran más por las pensiones no es otra cosa que una forma tramposa de decir que los trabajadores ganaran menos en términos nominales a efecto de que una parte mayor del costo bruto de sus salarios sea retenida por los patrones para ingresarla en sus afores. 

Y lo anterior, por no mencionar la muy poco recomendable idea, también propuesta en la reforma, de que los fondos de las pensiones de los trabajadores mexicanos puedan ser utilizados en la inversión en la infraestructura. Palabras bonitas con las que la 4t se puede muy bien referir al tren maya, al aeropuerto de Santa Lucia y a la refinería de Dos Bocas.

Y de la viabilidad en general de la idea, bueno de esa tendremos que platicar después. Porque si bien prometer no empobrece, lo cierto es que en el largo plazo la construcción de expectativas falsas e insostenibles es un acto de extrema irresponsabilidad para el presente y para el futuro.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-