AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

miércoles 30 septiembre 2020 5:33 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$22.265

$22.277

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Bullidero: registro público de la propiedad

 15 sep 2020

Por: Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Registro Público de la propiedad es una oficina clave para las operaciones contractuales. Da seguridad y confianza a las transacciones inmobiliarias, porque cuando se realizan negocios con bienes muebles hay la ventaja de que las cosas se entregan físicamente y eso da tranquilidad. Cuando existe el registro público de la propiedad y funciona adecuadamente sus inscripciones nos permiten saber de un inmueble sus propietarios, sus gravámenes, sus limitaciones y los avisos de posibles negociaciones.

Es una oficina que cuando trabaja bien, no se nota, por lo que su buen desempeño suele pasar inadvertido, quizás por ello también se ha manejado como un lugar de paso para personas que tienen aspiraciones no de un servicio de carrera, sino de actividades políticas. Desde hace varios años lamentablemente, la dirección no ha tenido al frente personas con la capacidad, interés y dedicación para la delicada función.

Por otra parte, aun cuando se han intentado algunos esfuerzos de modernización no se ha logrado y se han propiciado algunos favoritismos que tienen que ver con dádivas sin ningún rubor, propiciadas o al menos toleradas, por quienes han estado al frente. No se explica de otra manera que se filtre información y que aparezcan fotografías de escrituras tomadas de las constancias registrales, en poder de intermediarios que, con tal de llevar a cabo una operación, echan mano de todo tipo de recursos.

Confiando en los instrumentos informáticos desde hace aproximadamente cinco años dejaron de hacerse registros manuales en los libros notariales, y se apostó a la velocidad y practicidad de las computadoras, pero no se cuidó ni la seguridad ni el respaldo de la información. A principios del año algo pasó al intentar conectar a la información existente un programa para que desde las notarías se pudiera capturar y enviar información, pobre avance que de pilón fue el detonador. Hasta la fecha no sabemos oficialmente que pasó, pero la información de 5 años se volvió inaccesible. No se perdió, está en papel, en los oficios, en documentos judiciales y bancarios, pero no está procesada. Hay que hacer la chamba de 5 años.

Después de una temporada muy difícil, agraviada por la epidemia de la COVID, se ve la luz en el túnel. Los impedimentos son reales, pero se está haciendo el esfuerzo, la comunicación con los usuarios e interesados se ha restablecido y parece que, al fin, se va avanzando.

Es todo por hoy, hasta una próxima, si la hay.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-