AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

lunes 19 octubre 2020 10:51 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.094

$21.105

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

El engañoso espejo de los sondeos

 18 sep 2020

Por: Otto Granados

Bueno, pues, aunque usted no lo crea, hubo una época en la que los políticos que ocupaban cargos públicos eran bastante más serios y profesionales que los que vemos en estos días en los que la tarea de gobierno parece dominada por tendencias, la frivolidad y las encuestas, pero vayamos por partes…

Tengo un amigo que le dedicaba varias horas al día a reunirse con locutores, comediantes, humoristas y artistas de segunda, de tercera o de cuarta que salían en la televisión porque supuestamente creía que eso le arrendaba popularidad para su futuro político; le cobraban dinero por mencionarlo en las distintas redes sociales donde tienen cientos de miles de seguidores, se dejaban invitar a comer con frecuencia o les sacaban publicidad pagada, etc. Pero resulta que en las encestas que mandaba a hacer periódicamente este amigo mío, todo ese esfuerzo sencillamente no se tradujo en nada y sigo saliendo en los últimos lugares en el nivel de conocimiento y preferencia del público al que quería llegarle. 

La explicación era muy sencilla, la gente que sigue las telenovelas u otro tipo de programas de televisión, por ejemplo, no les gusta que sus artistas favoritos se mezclen con políticos porque saben que los están rentabilizando de una u otra forma y supone algo así como invadir con fines políticos un espacio muy propio que es el de la sala de la casa en donde la gente y las familias ven la televisión, su televisión. O sea, fracaso total. 

Y la segunda distorsión es todavía más acentuada y es la adicción de los gobernantes a utilizar los sondeos para tomarle cotidianamente el pulso a la ciudadanía y las agencias especializadas han encontrado en ello una mina de oro, pues la mayoría ha ampliado el portafolio de servicios y ya no son con el levantamiento habitual con centenares o con miles de cuestionarios, sino que ahora incluyen dentro de lo que cobran, entre otras cosas, consejos estratégicos, comisiones por la producción de spots, coyotaje político, charlatanería comunicacional y, de paso, una especie de terapia cuando las cosas se le complican al cliente y entonces terminan por ser esclavos de los asesores. 

Voy a dar un ejemplo muy reciente. Ayer mismo -nada menos que ayer- se dio a conocer la encuesta nacional trimestral que hace GEA e ISA, a mi juicio la más numerosa de las que se hacen en México, y los resultados para el gobierno federal son catastróficos, a pesar de todo el esfuerzo comunicacional que hacen todas las mañanas y todos los días. El 58% (estos son los resultados más sobresalientes) cree que hay una crisis económica en el país, el 54% cree que México va por un rumbo equivocado, el 49% tienen una opinión desfavorable del titular del Ejecutivo, el 75% cree que es poco o nada honrado, el 47% desaprueba la labor de gobierno, el 86% le cree poco o nada y el 54% de la población se siente enojada, preocupada o temerosa y la conclusión es que el año que viene, el 22% dice que votará por el partido en el gobierno, el 38% por los demás, y el 40% todavía está indeciso. 

En suma, es muy probable que esta adicción a la frivolidad o a las encuestas esconde algo o mucho de su fragilidad psicológica e inseguridad personal que a falta de resultados necesita ser atenuado mediante el engañoso espejo de los sondeos. 

Que a hoy casi un millón de personas hayan perdido su empleo formal y otros 10 millones hayan dejado de percibir ingresos en el sector informal, que la economía haya caído casi 19% en el trimestre pasado o que la corrupción se hay extendido no es un tema de encuestas sino de resultados, y eso es lo que merece ser condenado.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-