AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

jueves 29 octubre 2020 8:18 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.239

$21.249

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Los abajo firmantes

 19 sep 2020

Por: Alan Santacruz

Perfil del Autor


Alan Santacruz



Semblanza
Analista político y de medios de comunicación. Escritor en dramaturgia, narrativa corta, artículo d ...



Blogs Anteriores

En el tiempo que Andrés Manuel López Obrador lleva en el ejercicio constitucional del poder ejecutivo, han sido varios los movimientos sociales que se han intentado articular para oponerse a la visión, al modo, al equipo, a la persona, o a la idea de proyecto que pretende enarbolar el actual presidente del país.

Estos movimientos dan cuenta de dos cosas. Primero, ni el apoyo, ni el rechazo al presidente son monolíticos, sino que cambian en el tiempo y en los temas; y, segundo, muchos de sus detractores pertenecen a los grupos de privilegio, por lo que su oposición al ejecutivo no es en aras de la justicia social, sino de la defensa de sus intereses de grupo.

Por otro lado, la oposición partidista ha hecho también algunos movimientos políticos para marcar su distancia con el titular del ejecutivo, sea con la finalidad de enmendar las pifias presidenciales, de marcar la agenda electoral de la oposición, o la mezcla de ambas al inicio del proceso electoral del año entrante.

Sin embargo, la oposición que parece tener más horizontes de razón y herencia histórica para poder posicionarse frente al modo, al proyecto, a las pifias, al equipo, o a la figura del presidente, es la oposición representada en las organizaciones sociales: feministas, ambientalistas, de Derechos Humanos, de investigación y divulgación científica, académicas e intelectuales.

La existencia de una oposición seria, propositiva, y con responsabilidad, es indispensable para la salud de la democracia; sobre todo, en un contexto de polarización en el que la autoridad señala, estigmatiza, hace escarnio o burla hacia las personas o colectivos que no se suscriben a su proyecto. No se trata de pensar en la siguiente elección, sino en la preservación de la civilidad y la democracia.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-