AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

jueves 29 octubre 2020 8:36 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.239

$21.249

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Cambios de liderazgos

 23 sep 2020

Por: Jorge Manuel Aguirre

Después de las elecciones del 2018 y 2019 es evidente que el tsunami encabezado por Andrés Manuel López Obrador a través de su partido Morena, ha causado grandes efectos en la vida democrática y política de nuestro país. Empiezan a surgir de diferentes partes inquietudes como la que escuchamos de Gustavo Granados en el sentido en que la oposición realmente no está ejerciendo el papel que le corresponde en el análisis de las políticas públicas, en el análisis de la gestión de gobierno y es evidente la falta de liderazgo. 

Esa falta de oposición partidaria en México, a juicio de muchos analistas, presenta tres aspectos muy relevantes. El primero es que, al no haber un liderazgo en la oposición, no se ejercen adecuadamente las atribuciones de control y revisión constitucional que prevé la propia ley tanto para los procesos legislativos como los actos de gobierno ¿Qué quieres decir esto? Que no tenemos líderes visibles que hagan una crítica sistemática, fundada y orientada del proyecto de revisión de leyes y actos de gobierno que lleva a cabo la actual administración.

Una segunda parte importantísima que se ha señalado es que los liderazgos de oposición no han sido capaces de contrastar sus propias ideas sobre lo que debería ser un programa de gobierno y las propuestas que demanda la sociedad frente a las acciones de la actual administración, es decir, quien encabeza la agenda política por los temas que incluye en ella todos los días en la mañanera, es el propio presidente de la república sin que la oposición pueda contrastar sus propuestas alternativas a esas ideas de gobierno. 

Y en tercer lugar se habla, y aquí está a crisis interna de los partidos políticos, de que la propia oposición no ha podido reconstruir desde sus propias bases de militantes la organización del partido, dando oportunidad a que surjan nuevos liderazgos.

Lo anterior viene a colación porque hemos visto en los cuatro partidos mayoritarios diferentes maneras de afrontar el cambio de sus liderazgos. Vimos un cambio en el PRI, que en la práctica los dichos de los propios priistas no ha servido de nada además de que fue un liderazgo muy controvertido el de Alejandro Moreno el que asumió la presidencia del PRI después de la catástrofe del 2018. 

También hemos visto como el PAN se diluye en una falta de liderazgo y en una falta de presencia política que dé a conocer a la población sus propias ideas del gobierno que deberíamos de seguir. 

Acaba de suceder la renovación de liderazgo en el Partido de la Revolución Democrática y vemos que vuelven las mismas personas exactamente. Y vemos un fenómeno en la renovación de la dirigencia de Morena en donde vemos claramente acusaciones como la de Muñoz Ledo en contra de Mario Delgado o el propio Marcelo Ebrard. Las de Gibrán Ramírez en contra de Muñoz Ledo y así sucesivamente, hemos visto que han querido denunciar a Yeidckol Polevnsky por el mal manejo que hizo de las finanzas del partido, en fin, no se augura una dirigencia sólida y un liderazgo importante en la renovación del liderazgo de Morena. 

¿Y entonces ese panorama qué nos deja? Pues nos deja un vacío importante desde la oposición partidaria y nos presenta surgimiento de liderazgo sociales. Hemos visto reiteradamente lo que sucede con los bloqueos constantes que ha habido de las redes ferroviarias en el país, hemos visto el movimiento de FRENAAA, hemos visto el movimiento feminista que ocupa la CNDH, más recientemente hemos visto el movimiento por la defensa del agua en Chihuahua, pero en realidad todavía no se gestan liderazgos importantes. 

Ayer nos anunciaba Ricardo Anaya su regreso, habrá que saber con quién regresa y a qué regresa, habrá que esperar para ver si efectivamente sus propuestas que presenta en este libro son una alternativa real a la gestión de gobierno que lleva a cabo Morena. 

La demoscopia, los estudios que se hacen sobre las opiniones que se tienen sobre la gestión pública todavía muestran una fortaleza muy importante en López Obrador, en su imagen, no así tanto en su gestión de gobierno que poco a poco empieza a decaer, es decir, el escenario está puesto para que las fuerzas políticas, aquellas que fueron arrasadas en el 2018 se puedan recomponer en la medida de sus posibilidades y que la fractura que se avecina en Movimiento de Regeneración Nacional pues no genere mayores complicaciones a la propia posición del presidente, recordemos que cuando se discutían los mecanismos de la renovación de Morena, el presidente ordenó que fuera por una encuesta y o que se va a vivir es un encuesta, es decir, López Obrador, aunque no lo quiera reconocer, es el líder nato de Morena. 

Todo este escenario nos pone en una condición muy importante, no nos hemos podido preguntar, por ejemplo, como lo hizo Italia, en qué medida vamos a reducir el Congreso. Italia aprobó la reducción del 33% en su cámara de senadores y en su cámara de diputados aún con las grandes fracciones partidistas que existen en el gobierno italiano y con un gobierno débil. Tampoco no hemos podido preguntar qué hizo Uruguay para contener la pandemia que, aunque se sabe que claro que hizo muchas pruebas, que hizo seguimiento a los posibles contagios, cosa que no hicimos en México, pero siempre que se habla de este tema el presidente prefiere hablar de los países a los que les fue más mal que a México y los pone como ejemplo, nunca voltea a ver a los que les fue mejor, por ejemplo, un país que tiene casi el mismo número de habitantes que México que es Japón tiene una incidencia mucho menor con respecto a la pandemia. Tampoco nos ha preocupado medidas de auxilio, por ejemplo, como la seguida en España del ingreso mínimo social para asegurar a aquellas personas afectadas por la pandemia para que no sufrieran más efectos económicos. 

En fin, mientras nosotros renovamos los liderazgos partidistas y seguimos con un apolítica revanchista viendo hacia el pasado, otros países ven hacia el futuro y empiezan a estructurarse para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social que va a vivir el mundo en los próximos años, ojalá México se ponga las pilas, ojalá la oposición se ponga las pilas y todos podamos construir una visión de un México común para combatir los efectos de esas grabes crisis que ya están en nosotros y que seguirán creando grandes efectos. 

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-