AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

miércoles 28 octubre 2020 2:04 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$21.239

$21.249

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Lo que le falta al gobierno

 30 sep 2020

Por: Jorge Manuel Aguirre

Por muchos lados se empieza a preguntaren México si el cambio de este gobierno autocrático y disfuncional, que solamente ve hacia atrás con un carácter revanchista y con muchos aires de superioridad moral, podría cambiar a mejor por el bien del propio país. Llevo diciendo que sí es posible ese cambio, pero se requeriría de un ejercicio de autocrítica que centrará en las verdaderas transformaciones la acción del gobierno. 

Y entonces, para lograr esa verdadera transformación y no solamente esta regresión que estamos viviendo, podríamos enunciar algunas características que en mi opinión están haciéndole falta a este gobierno.

La primera de ellas es subrayar la importancia de crear condiciones con la colaboración de diversos factores, el presidente de la república tiene que entender tarde o temprano que las innovaciones, que los cambios, son productos de aquellos líderes que tuvieron la humildad de decir que no se puede hacer todo solo, es decir, que se requiere de los demás para poder hacer un verdadero cambio social, político, económico y cultural en nuestro querido México. 

Lo segundo es que la actitud de ese líder debería ser distinta a la de un jefe tradicional que cree que sabe todo y que lo sabe hacer bien, generalmente el cambio y la transformación es producto de líderes que aceptaron que no tenían la receta perfecta, que no tienen la verdad absoluta y que no solo su visión es la que puede imponerse en el país. 

Tercero, tendríamos que hacer entender a este gobierno la importancia de aprender rápidamente de las experiencias globales, vemos, por ejemplo, de manera inmediata la política pública de contar los muertos y evitar la saturación de hospitales en lugar de tener políticas proactivas como en otros países, haciendo detección temprana, haciendo seguimiento a los posibles contagios, ubicando las zonas más afectadas y dándoles un tratamiento especial, etc. 

Cuarto, tendríamos que tener la conciencia en el gobierno de que las buenas ideas pueden venir desde cualquier lado, nadie tiene el monopolio de las buenas ideas, aquí pareciera que el único que tiene buenas ideas es el presidente de la república. El próximo lunes veremos nuevamente a la iniciativa privada presentando un programa de infraestructura. Uno esperaría que, de una vez por todas, el presidente acepte la sugerencia de la iniciativa privada y se ponga a trabajar, gobierno e IP, en el bien de México a través de la construcción de esas obras de infraestructura.

Quinto, el presidente también tendría que entender que las alianzas entre diversos sectores es un potencial que lleva al extremo las buenas ideas, es decir, el concurso de todos y la posibilidad de verdaderamente convenir con todos, puede realmente transformar a México. ¿Qué vemos en cambio? Un discurso de pleito constante con los gobiernos que no le son afines, el retiro de la Guardia Nacional en Chihuahua, la falta de intervención para poder crear que las vías de ferrocarril funcionen adecuadamente en Michoacán, la ausencia de la Guardia Nacional aquí mismo en Aguascalientes, etc., es decir, en lugar de generar alianzas con estos actores regionales, el presidente de la república se enconcha en el Palacio Nacional y desde ahí pretende hacer la transformación de México.

Y, por último, me parece que está faltando en este gobierno pensar de manera integral en la persona humana, pensar que el desarrollo de los individuos solo es posible cuando se atiende verdaderamente a su dignidad humana, no con programas sociales sin con derechos efectivos que reedifiquen a la persona, logren concretar en beneficio de ellas acciones concretas. Y ahí tenemos básicamente una discusión muy seria sobre esta visión sesgada del desarrollo de programas sociales sectorizados y dirigidos a cierto tipo de población frente a verdaderos derechos universales, particularmente, en el caso de esta pandemia, las coberturas de salud y las coberturas de educación que deberían hacer posible que llegaran esos servicios a todos los ciudadanos. 

Quizá podríamos agregar una idea adicional, esa idea tiene que ver con el respeto en el equilibrio de poderes. Todos sabemos que el presidente tiene control sobre el Congreso de la Unión, de hecho, la Cámara de Diputados pretenden hacer una agenda legislativa dentro de su propio partido, Morena, y el presidente es quien al final impone su agenda y decide qué hacer, lo mismo sucede en el partido, Morena tenía unas reglas para la renovación de su dirigencia, el presidente de la republica señaló que debería ser por encuestas y hoy estamos viviendo un proceso muy confuso para lograr que la encuesta pueda ser el mecanismo idóneo para el nombramiento de esos dirigentes. 

Y este sentido de respeto institucional y de equilibrio de poderes, esta semana va a tener dos eventos sumamente relevantes: 

uno, se espera que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de un fallo definitivo sobre la solicitud de registro del Partido México Libre. El presidente tiene que tener un comportamiento institucional sea cual sea la resolución que tome el Tribunal Electoral, debe ser respetuoso, debe acatar esas decisiones, no debe burlarse de los adversarios políticos ni atacar a la propia institución en caso de que el fallo no favorezca a su propia visión de las cosas. 

Y la segunda tiene que ver con el anuncio esperado por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para el próximo jueves en relación a factibilidad constitucional de llevar a cabo la consulta para enjuiciar a los expresidentes. Ya la semana pasada supimos que, de manera preliminar, el ministro ponente del estudio de esta solicitud ha señalado inconsistencias graves inconstitucionales para poder llevar a cabo esta encuesta, nuevamente aquí el presidente de la república tendrá que mostrar un carácter institucional, respetuoso del equilibrio de los poderes y acatar la decisión que compete a la corte y no a su visión personal de lo que debe ser el gobierno. 

Solamente con estas ideas de integración, de alianza y de respeto a la institucionalidad, realmente México podrá tener una visión óptima del futuro que nos espera.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-