AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

miércoles 2 diciembre 2020 2:47 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$20.033

$20.042

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Elecciones en EE.UU.

 21 oct 2020

Por: Jorge Manuel Aguirre

Pues estamos prácticamente a dos semanas de que se resuelva la elección presidencial en los Estados Unidos, y eso nos debe hacer pensar de en las consecuencias que esta elección puede tener para México. La primera de ellas, sin duda, tendrá que referirse a la relación bilateral entre México y los Estados Unidos en temas de seguridad nacional y de combate a la delincuencia Hemos visto cómo los Estados Unidos sin notificar al Gobierno mexicano, han llevado a cabo dos de las cuatro detenciones más importantes que han ocurrido en el último año: la detención de Genaro García Luna y la detención del general Salvador Cienfuegos; repito, ambas detenciones si haber comunicado al gobierno mexicano, el proceder de las autoridades norteamericanas. 

Tenemos entonces un grave problema de comunicación y de confianza entre los Estados Unidos y México ¿Por qué las autoridades norteamericanas no confían en las autoridades mexicanas? ¿Por qué las autoridades mexicanas a través de su Fiscalía General ni siquiera están enterados de posibles ilícitos cometidos por estas personas? ¿Por qué las autoridades mexicanas son las últimas en enterarse de procedimientos que van ocurriendo en los Estados Unidos? Recordemos que el último de los casos, el del exgeneral exsercretario de la Defensa es un caso que viene presentándose desde fines del 2019, que ya desde febrero existía una orden de aprehensión que se ejecuta ahora el 14 de octubre y en todo ese periodo México aparece como el gran desconocedor de las políticas que se siguen en los Estados Unidos. 

Ahora bien, esas dos detenciones también nos dejan graves secuelas en México; la pregunta natural que creo que nos surge a todos nosotros es ¿Quiénes son los cómplices de Genaro García Luna y quiénes son los cómplices de Salvador Cienfuegos? 

Nos deja también otra pregunta muy importante, ¿qué valor tienen las denuncias hechas por testigos protegidos que con tal de salvar su pellejo pueden señalar a cualquier otra persona como corresponsable de los delitos de lavado de dinero y tráfico de drogas de las que se les acusa en los Estados Unidos. 

Tenemos pues, frente a esta elección, una grave posibilidad de que la política norteamericana empiece a plantearse ¿Qué hace México para combatir el narcotráfico? ¿Qué hacen las autoridades mexicanas para limitar el trasiego de drogas hacia los Estados Unidos? Y creo que la respuesta no puede ser que nuestra política es abrazos y no balazos, o que los vamos a acusar con su mamá. Me parece que ese simplismo del presidente Andrés Manuel López Obrador no será bien apreciado en los Estados Unidos, sobre todo si, como todo indica, cambiará la presidencia y pasará ahora al partido Demócrata. No creo que las políticas simplistas de López, repito, logren convencer a los Estados Unidos de que los esfuerzos que realiza México son serios. 

Y también viene a plantearse una interrogante: ¿Cómo Estados Unidos podría confiar con las autoridades de procuración de justicia mexicanas cuando, por ejemplo, el caso de la detención de Emilio Lozoya proviene también en su inicio de una investigación celebrada en os Estados Unidos desde el 2009 en donde Marcelo Odebrecht declaró que había pagado a más de 10 gobiernos en el mundo, sobornos para conseguir contratos de adjudicación directa ilegales, o bien, la investigación que tiene presa a Rosario Robles que todos sabemos que surgió en primera instancia en los medios de comunicación, por cierto, hoy uno de ellos señalado por haber denunciado la delincuencia organizada en la que participó Pío López Obrador y seguramente el mismo Andrés  Manuel López Obrador al recibir dinero y aportaciones al partido político sin haberlo registrado ante el Instituto Nacional Electoral?  

En fin, creo que la nueva administración norteamericana tendrá una muy particular forma de ver cómo se persigue la delincuencia en México, qué participación tiene el Ejército. Sabemos finalmente que el ejército es el gran aliado del presidente y lo mismo construye aeropuertos, que construye sucursales bancarias, que instala cajeros automáticos, que controla las aduanas, que controla la Guardia Nacional, es decir, es el gran pilar subinstitucional que sostiene la administración de Andrés Manuel López Obrador. Cuando se empiecen a desgranar los nombres de los posibles partícipes en los delitos cometidos por el general Cienfuegos, habrá que ver qué ocurre y cómo se resquebraja la solidez del Ejército mexicano frente a esas acusaciones en los Estados Unidos. 

Creo que los mexicanos tenemos que estar muy atentos a la elección que tendrán los norteamericanos en quince días y a la actitud que los norteamericanos y su nueva administración muy posiblemente tomen frente a la actuación de los órganos de justicia, de administración de justicia y de seguridad en nuestro país.

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-