AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

miércoles 20 enero 2021 4:38 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.599

$19.608

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Un año intenso

 17 nov 2020

Por: Enrique Gómez Orozco

Pasaron 8 meses desde que iniciamos el primer encierro voluntario por la pandemia el 15 de marzo. Al principio tomamos las cosas en serio y sólo permitimos que las actividades básicas siguieran. Con el tiempo aflojamos la vida porque creímos en una mejora cercana.

Muchas, muchísimas cosas pasaron y nos han pasado, por dentro y por fuera.

Después del año más intenso del que tengamos memoria, no podremos decir que somos los mismos que éramos en febrero. En el interior, nuestro flujo de conciencia se aceleró. A pesar de salir poco de casa tenemos la percepción en la memoria de haber vivido eternidades. Podríamos escribir los siete tomos de “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust tan sólo al revisar nuestras agendas, las noticias y los acontecimientos a nuestro alrededor.

Piense si no. El Covid trajo mayor convivencia familiar, pero se llevó a amigos, parientes y conocidos. Seguimos luchando tanto que las horas de trabajo se extendieron si tomamos en cuenta que transitamos poco las calles. Ahora destinamos más tiempo continuo a juntas virtuales, lecturas interminables de todas las fuentes y horas cortas de sueño, interrumpido por ansiedad y desconcierto del inconsciente.

La pandemia también trajo aprendizaje. El doctor Covid, desde Monterrey, aleccionaba a sus seguidores sobre las ventajas de la Ivermectina, el Zinc y la Vitamina D3. El doctor Alejandro Macías, una de las voces con más conocimiento del Covid, convirtió a Twitter en el lugar indispensable para tomar nota de sus consejos.

Las mañaneras, qué decir del púlpito cotidiano desde donde escuchamos frases discontinuas y desconcertantes como aquella de que “la pandemia nos vino como anillo al dedo”. Luego los reportes diarios de López Gatell, su estrellato efímero ante la fallida estrategia gubernamental de “domar” las curvas de infección y muerte.

Al principio nunca imaginamos una cuenta de 100 mil muertos o el triple, según quien los cuente. Esta semana cruzaremos esa cuenta que ya supera en 40 mil lo que López Gatell consideraba una “catástrofe”. Tuvimos el espejismo de China, donde la cuenta oficial nunca superó los 5 mil. Imposible imaginar que tan sólo en el Bajío llegaríamos a ese número y más.

Si vemos una foto de nosotros mismos, antes y después de este 2020, notaremos cambios que antes no se percibían. En mi generación, canas y arrugas que antes no notabas. También momentos de euforia y nostalgia. Valles y montañas en el estado de ánimo sin saber exactamente por qué. Alegría infinita cuando la familia crece con nuevos nacimientos; pesadumbre por los cercanos que se fueron.

Densidad e intensidad, una mezcla de todo empacada en 254 días inesperados. En el horizonte vemos por primera vez el éxito de la ciencia en las vacunas, medio de liberación futura. La pandemia se llevará muchas cosas malas y acelerará cosas buenas. A botepronto se lleva a Trump y regresa la cordura para cuidar el medio ambiente; volverá la lucha por el crecimiento económico y una mayor igualdad, porque este año caímos y creció la desigualdad.

Es tiempo de hacer una reflexión interior y un recuento exterior. ¿Qué nos trajo la pandemia?,¿qué se llevó?, ¿qué sigue? Valdría la pena comparar la salida de la Gran Influenza de hace un siglo con el futuro cercano. Lo haremos con la misma perspectiva de hoy. (Continuará)

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-