AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias banner

Opinión

miércoles 20 enero 2021 3:58 PM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.599

$19.608

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

Después de dos años

 1 dic 2020

Por: Gloria Margarita Romo Báez

Al terminar noviembre de 2020 han transcurrido dos años del Gobierno de AMLO y los resultados de su administración no pueden soslayarse, al tiempo de ser objeto de análisis y evaluación, especialmente, lo que respecta a la instauración de las bases de la 4T, en donde podemos señalar algunos resultados no expresados por quien encabeza esta causa.

Todo gobierno, sin importar su ideología, lo encabeza alguna figura, una persona, alguien que promueve una visión del país y que es capaz de convencer a la mayoría de los electores, en el caso de AMLO, así fue y hoy somos testigos de los cambios que ha implementado en todos los estratos de la actividad pública y que están permitiéndole avanzar hacia el modelo de país que quiere.

Lo primero que observamos es que está haciendo lo que siempre criticó, alejándose de la democracia que prometió consolidar y acercándose a un modelo autoritario que le ha permitido centralizar el poder en sí mismo, es decir, en un Presidencialismo sordo y egocentrista que rechaza toda crítica y en donde todo aquel que está en desacuerdo es descalificado.

La pregunta aquí es ¿qué ha hecho para centralizar el poder?, son varias las respuestas, lo primero es que gracias a la mayoría que mantiene su partido en el poder legislativo, ha sido capaz de lograr importantes reformas que sientan las bases para gobernar sin obstáculos.

Lo segundo es controlar el poder judicial mediante la imposición de magistrados “a modo” que respalden las constantes violaciones al marco legal y que respondan a los intereses del poder ejecutivo.

Lo tercero es debilitar, destruir y controlar los órganos autónomos que en el ejercicio de sus facultades se oponen a las imposiciones y agresiones que reciben del gobierno federal para imponer decisiones que se alejan de su marco normativo y los objetivos propios de cada entidad.

Lo cuarto es la instauración de un nuevo modelo de patronazgo y clientelismo de mayor amplitud y control sobre quienes son sumisos y de los que reciben la caridad del estado a cambio de la fidelidad inducida de su voto.

Lo quinto y quizás más importante es lograr el control y manejo a discreción del presupuesto orientado al logro de los caprichos del ejecutivo en turno, llámense tren maya, refinería de dos bocas, aeropuerto de Zumpango, ampliación y fortalecimiento de sus programas sociales, etc.

La otra pregunta obligada es ¿Qué se ha logrado con estos cambios? Lo primero es una recreación de dónde venimos; lo segundo es una refundación del presidencialismo; lo tercero es el desmantelamiento del estado mexicano; lo cuarto es el control del presupuesto; lo quinto es una burocracia sin experiencia, con poca preparación, radicalizada y sumisa; lo sexto es el manejo cuestionable de la economía; lo séptimo es la participación del ejército en actividades ajenas a su función (aduanas, puertos, aeropuertos, migración, seguridad pública); lo octavo es la polarización; lo noveno es que el fin justifica los medios y lo décimo es que la lucha contra la pobreza sólo la alivia pero no la resuelve.

 

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen solo a su autor, binoticias.com las incluye en apoyo a la libertad de expresión

 



-